Buscando nuevas fuentes de ingreso

0

2017 – 11 – 06

Con la Reforma de Telecomunicaciones se observa una disminución de precios de alrededor de 45 por ciento.

Cuando los mercados de telecomunicaciones tienden a madurar, los ingresos de los operadores suelen ir a la baja. Es decir, conforme los mercados se hacen más eficientes se reducen los costos y por lo tanto los precios de los servicios empiezan a disminuir generando que el ingreso promedio por usuario (ARPU, por sus siglas en inglés) se empiece a reducir.

Como los operadores no se pueden dar el lujo de dejar que sus ingresos se reduzcan a través del tiempo, tienen que encontrar nuevas fuentes de ingreso alrededor de sus servicios de manera que se logre compensar esta tendencia y mantengan el negocio a flote.

En México, se registra una transición a esta fase de maduración del mercado y el mejor ejemplo de este comportamiento se identifica en el segmento móvil, el cual a partir de la Reforma de Telecomunicaciones observa una disminución de precios de alrededor de 45% y por lo tanto el ARPU de los operadores se ha ido a la baja.

Ante esta situación, estos oferentes están incorporando distintos servicios de valor agregado (VAS, por sus siglas en inglés), los cuales están generando nuevas fuentes de ingreso, lo que en el mediano plazo aumentará el ARPU de los clientes y por lo tanto la rentabilidad de la empresa. Más específicamente algunos operadores como AT&T, a través de sus servicios consíguelo y conecta, está financiando equipos y el pago de algunos servicios en línea como YouTube Red, Netflix y NBA League Pass.

Por medio de estas estrategias, sus clientes obtienen a crédito dispositivos para evitar el pago en una sola exhibición, al mismo tiempo que reciben exclusivos beneficios por contratar las plataformas OTT a través de ellos. Mientras tanto, el operador asegura que sus clientes permanezcan más tiempo en su red y genera más ingresos que sólo por la oferta de servicios móviles.

Por ahora estos VAS sólo se encuentran disponibles en exclusiva para los clientes de pospago, los cuales representan sólo 17.4% del total de las líneas móviles.

El reto estará en incorporar la proporción restante a este esquema para que puedan acceder a los beneficios referidos.

Cabe recordar que en México la bancarización se encuentra muy por debajo de los países en desarrollo al contabilizar 32 millones de tarjetas activas para los 123 millones de mexicanos y eso sin contar que varias personas pueden tener más de una sola tarjeta.

SOBRE INTERCONEXIÓN…

A pesar de que toda la industria sugería que reducir la brecha en el pago de tarifas de interconexión podría afectar sus ingresos, por lo tanto, sus inversiones, y hasta el bienestar de los consumidores, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) decidió reducir drásticamente el diferencial en las tarifas de interconexión.

Esperemos que los operadores y analistas nos hayamos equivocado y que esta reducción no signifique un retroceso en los beneficios que hemos obtenido los consumidores.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image