Buena ley de telecomunicaciones

0

El consenso entre especialistas, académicos, gobierno, partidos políticos, industria, y sociedad en general es que la ley secundaria en telecomunicaciones es una buena ley que va a generar competencia en beneficio de los millones de usuarios de estos servicios. Sin duda alguna es una ley que combate prácticas monopólicas y elimina barreras a la entrada de los mercados; redundando en más y mejores servicios, a precios más bajos.
Es una ley que empareja la cancha entre operadores. A los preponderantes se les regula asimétricamente para equilibrar las condiciones en el mercado y disminuir fenómenos de acaparamiento. Los agentes económicos declarados preponderantes, Telmex/Telcel en el caso de las telecomunicaciones y Televisa en el de la radiodifusión, tendrán que gustarse a una nueva realidad regulatoria.
Estos concesionarios ya no serán tratados igual que los demás. Las nuevas reglas del juego suavizan su posición dominante en el mercado para favorecer un entorno más competitivo. La ley trata desigual a los desiguales y aplica reglas específicas para estos jugadores que hasta ahora concentran el mercado. Es una ley que brinda seguridad jurídica al sector.
Se propiciarán inversiones para crecer la infraestructura desplegada en el país. Se van a crear fuentes de empleo con el crecimiento de la industria. En el sector de la radiodifusión se propiciará una mayor pluralidad de contenidos. Al final del día, los consumidores contaremos con mejor telefonía, internet, televisión abierta y restringida. Al tiempo de que pagaremos menos dinero por estos servicios con un impacto favorable a la economía de las familias. Como en todas las leyes hay cosas que son perfectibles. Esperemos que en el Congreso se hagan adecuaciones que enriquezcan el proyecto de ley.
Como de costumbre, hay un puñado de detractores de la ley. Son los mismos de siempre. Ya los conocemos. Aquellos que no dejan que el país avance. Incluso ya amenazaron en llevar la ley a la Suprema Corte de Justicia en una acción de inconstitucionalidad.
Afortunadamente son una pequeña minoría que día a día va perdiendo fuerza y credibilidad. Son días cruciales para el sector de las telecomunicaciones y radiodifusión. La propuesta de ley enviada por el presidente Peña Nieto al Congreso impulsa acciones a favor de la competencia. Está en manos de los legisladores su discusión y aprobación. La modernización de esta industria ya no puede esperar más tiempo. Estaremos pendientes del debate.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image