Banda de 700: libre de pretextos

0

Javier Orozco Gomez

 

 

 

 

Javier Orozco Gómez | Milenio | 2 de Noviembre de 2015

El uso de la banda de 700 megahercios en el mundo entró en un proceso de transición desde hace varios años: de ser utilizada para servicios de televisión abierta, a encontrarle un empleo para servicios de telecomunicaciones, en particular de banda ancha (acceso a internet de alta velocidad).

En Estados Unidos, Canadá y Francia, por citar algunos, han optado por darle uso comercial y hasta reservar espacio para cuestiones de seguridad nacional o protección civil. En cambio, en México, derivado de un pacto del que ya nadie se acuerda, se optó por copiar el modelo de Ruanda: crear una red compartida.

Con justa razón se preguntará ¿qué es esa red? Su objeto es impulsar el acceso efectivo de la población a la comunicación de banda ancha y a los servicios de telecomunicaciones.

No hablemos, por ahora, del retraso que lleva el proyecto que debió iniciar su instalación en 2014 y concluir en 2018. Oficialmente será hasta 2023.

Este proyecto de red compartida se utiliza como un pretexto más para no postergar el apagón analógico, ya que dicen, se afectarán las inversiones. Señores, no nos engañen: de más de 500 estaciones de televisión, solo 9 operan ya en la banda de 700 y están en Ciudad Acuña y Piedras Negras, Coahuila; Caborca y Cananea, Sonora, y Ensenada, Baja California. ¿Ahí por qué no han decretado el apagón? Es solo una pregunta.

Vemos que la banda de 700 megahercios se encuentra despejada casi en su totalidad; causa extrañeza que en otras ciudades del norte ya avanzó el apagón y en otras lo ignoran.

No hay excusa o pretexto para la red, falta planeación política y del gobierno.

Share.

About Author

Especialista en Telecomunicaciones y Radiodifusión