Banda Ancha / Un sexenio sin reglamento

0

Roberto García Requena
Ovaciones

A pesar de un mandato expreso del Congreso de la Unión, la expedición del Reglamento Interior de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) está pendiente de publicarse desde hace más de seis años. En la reforma que se hizo a la Ley Federal de Telecomunicaciones y que entró en vigor el 11 de abril de 2006, el artículo quinto transitorio señalaba: “El Reglamento Interior de la Comisión deberá ser expedido por el titular del Ejecutivo Federal en un plazo no mayor a 90 días naturales, contado a partir de la entrada en vigor del presente Decreto.”

Como consecuencia, el presidente Vicente Fox violó la ley los últimos cuatro meses de su mandato, mientras que el presidente Felipe Calderón la ha violado durante toda su administración, en razón de que a la fecha no se ha publicado dicho reglamento. De hecho, Dionisio Pérez-Jácome, tercer titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del sexenio, se comprometió públicamente a principios de este año a finalmente expedir el Reglamento Interior de la Cofetel. Al día de hoy esto no ha sucedido y ya sólo faltan poco más de dos meses para que termine la presente administración.

Parecería que el diseño de la estructura administrativa que da atención al tema de las telecomunicaciones en México quedará en manos de la siguiente administración. Parece lógico que si en seis años no pudieron sacar el reglamento de Cofetel ya dejen que Peña Nieto y su equipo lo hagan. Esperemos que la administración entrante ya tenga claridad respecto a las políticas públicas a implementar, así como al arreglo institucional para que se ejecuten. Incluso se ha escuchado la intención de partir a la SCT y crear dos secretarías: 1) Infraestructura y Transporte; y 2) Telecomunicaciones y Tecnologías de la información.

Si este es el caso, más vale que desaparezca en definitiva la Cofetel. El eterno problema de la doble ventanilla nada más se acentuaría. La coexistencia de una Secretaría de Telecomunicaciones con la Cofetel entorpecería aún más la agilidad de trámites y decisiones regulatorias en detrimento de la .industria. Además esta situación iría en contra de la tendencia internacional de fortalecer a) órgano regulador y dotarlo de mayores herramientas e independencia para instrumentar y ejecutar una regulación que fomente una verdadera competencia en el mercado.

Lo que hay que hacer es darle más facultades y dientes a la Cofetel. Y no sólo a la Cofetel sino a los demás reguladores de la administración pública. Es el modelo que ha dado buenos resultados alrededor del mundo. No hay por qué Inventar algo nuevo. Crear una secretaría exprofeso que interactúe con un órgano regulador agonizante sería empezar con un mal diseño para atender a un sector tan importante en la economía nacional.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image