Banda Ancha / La disputa por el precio de la 2.5

0

Roberto García Requena
Ovaciones

El gobierno federal no quería en realidad sacar de la banda de 2.5 GHz a MVS. Se pusieron sobre la mesa distintas propuestas para hacer un mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico en los 190 MHz (la banda va de los 2500 a los 2690 MHz) y ofrecer a la población servicio móvil de internet de gran capacidad y a alta velocidad. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) discutió con la empresa durante cinco años las diferentes alternativas para explotar esta banda en beneficio de los usuarios.

El meollo del asunto para decretar el rescate de la banda de 2.5 GHz por parte del gobierno federal se debió a que no se pudieron poner de acuerdo con MVS respecto a la contraprestación que esta última tenía que pagar para explotar servicios de banda ancha móvil no contemplados en sus títulos de concesión. El precio o valuación que tenía de la banda la Secretaría de Hacienda era de 27 mil millones de pesos, versus los 104 millones que ofrecía MVS. Es decir, la empresa quería pagar tan sólo el 0.385 por ciento del monto en el cual el gobierno federal habría valuado el espectro. Vaya divergencia en el cálculo de valuación.

A decir de la Secretaría de Hacienda una de las propuestas del gobierno era licitar un pedazo de la banda para que fuera el mercado quien le asignara un valor, y con esta referencia establecer el pago de la contraprestación por el resto de la banda a MVS. Este mecanismo parecía idóneo para tener un parámetro de valuación. Ante la falta de un precio, el mecanismo de subasta ha demostrado ser muy eficiente para asignar un valor de mercado a un bien o servicio.

En el mundo moderno, las subastas se utilizan para realizar un gran volumen de transacciones económicas. Los gobiernos las usan para vender certificados de tesorería, yacimientos petroleros, y otros activos como, por ejemplo, empresas que se quieren privatizar. En el caso de las telecomunicaciones es ampliamente reconocido el mecanismo, incluido México por supuesto, para valuar y asignar el espectro radioeléctrico.

Sin embargo, para el caso que nos ocupa, la Secretaría de Hacienda informó que MVS tampoco estuvo dispuesta a esta propuesta.

De lo anterior, el gobierno optó primero por la negativa de prórroga a las concesiones vencidas en la banda de 2.5 GHz, y como segunda acción el rescate total de la banda. El verdadero valor de la banda lo sabremos cuando haya concluido el rescate y el gobierno la haya licitado. En ese momento nos daremos cuenta que tan alejados estaban en sus valuaciones el gobierno o MVS del precio real de mercado. Qué lástima que no se logró el camino de la subasta porque ya se hubiera avanzado mucho al respecto y me parece que todos hubieran ganado, principalmente los usuarios de servicios.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image