Acceso a la Red Eléctrica

0

2018-11-05

El pasado 29 de octubre, el subsecretario de Comunicaciones, Edgar Olvera, presentó el documento Disposiciones a la Infraestructura del Sistema Eléctrico Nacional. Con estos lineamientos, los operadores de telecomunicaciones, a partir del 1 de enero de 2019,  podrán tener acceso a aproximadamente 11 millones de postes de una red con 820 mil kilómetros de extensión y con una cobertura de casi el 100% de la población.

En términos generales, el acuerdo establece que el acceso a la infraestructura debe atenerse a ciertos principios fundamentales. En primer lugar, no debe obstaculizar ni volver inseguras las actividades de distribución ni transmisión de electricidad, mismas que tendrán preferencia sobre cualquier otro tipo de uso. También, establece la obligación de las entidades propietarias de la red para permitir a los operadores el acceso a las instalaciones e información que les sea necesaria. En tercer lugar, y quizás uno de los puntos mas importantes, incluye disposiciones destinadas a la promoción de la competencia y libre concurrencia de los mercados. Entre ellas, la obligación de buscar acomodar al mayor número posible de operadores en condiciones no discriminatorias y no exclusivas ni excluyentes, facturando los diferentes costos en que incurran de forma desagregada.

En este sentido, el acuerdo cuenta con mecanismos de adjudicación que ofrecen condiciones de acceso igualitarias para todos los operadores que estén interesados en utilizar la infraestructura de transmisión para montar sus redes. Se contará con un sistema electrónico de gestión que permitirá a los interesados tener acceso a la información necesaria para concretar sus intereses en la red. Adicionalmente, se incluyen mecanismos de desempate basados en un modelo de subasta pública para resolver casos en los que dos o más solicitudes sean recibidas al mismo tiempo.

El pago por el uso de la infraestructura de la red eléctrica estará basada en la proporción de la capacidad utilizada; es decir, el prestador que utilice mayor capacidad incurrirá en un pago de remuneración mayor. El factor de proporcionalidad utilizado dependerá del tipo de instalaciones y los derechos de vía a considerar. La metodología para determinar la remuneración contempla el costo de la infraestructura, la mano de obra para su instalación y los derechos de vía, entre otros. A su vez, el proveedor y el prestador podrán acordar descuentos entre ellos.

Todas estas condiciones facilitarán la operación de la red eléctrica de distribución a favor de los servicios de telecomunicaciones, ya que reducirán los costos y ampliará la cobertura de los operadores que representan la competencia. Otra buena noticia en un país donde falta infraestructura y donde la mayoría de la ya existente se encuentra concentrada en manos de un solo operador.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image