75 años de la Canacine

0

2017-12-01

La Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) nació el 26 de noviembre de 1942, una vez que la entonces Secretaría de Economía Nacional autorizó la constitución y funcionamiento de dicha agrupación.

La Canacine quedó integrada, desde entonces y hasta la fecha, por los siguientes sectores industriales: empresas productoras de cine; distribuidoras de películas; talleres, estudios y laboratorios cinematográficos; y exhibidores de películas en toda la República.

En 1942, la Industria Cinematográfica en su totalidad estaba formada por 110 cines y 73 empresas agremiadas a la Asociación de Productores y Distribuidores de Películas, haciendo un total de 183, número elevado para esos años.

Ahora, en su aniversario 75 que cumplió el pasado domingo, la Canacine muestra datos que hablan por sí solos del dinamismo de esta importante industria en la economía mexicana.

La industria cinematográfica es una de las más sólidas del país. Según datos del Anuario Estadístico de Imcine, con base en información de Inegi, esta industria está creciendo tres veces más que la economía en su conjunto.

México ocupa el cuarto lugar con mayor número de salas, sólo después de India, China, y EUA, a pesar de que estos tres países son mucho más poblados que México. Con esta infraestructura somos el 4to país del mundo donde más boletos se venden, y estamos entre los 10 primeros que más taquilla generan. Hoy en día existen 6,712 salas de exhibición en todo el país, que generan ingresos por 15,118 millones de pesos anuales.

En cuanto a la producción de cine mexicano, en los últimos cuatro años se han logrado máximos históricos de producción de películas, pero también de asistencia a ver cine mexicano. Nunca como en el 2016 se habían vendido más de 30 millones de boletos en un año para cine mexicano.

En 2016, también se rebasó el máximo histórico de producción de películas que se dio en la Época de Oro del Cine Mexicano, ya que llegamos a 162 largometrajes producidos.

Sin embargo, a pesar del crecimiento del cine mexicano, el reto está en lograr una mayor participación de la taquilla. Si bien, en los últimos años se ha rebasado la línea de los mil millones de pesos para la taquilla mexicana, esto no ha llegado ni al 9% de la taquilla global.

Las películas mexicanas tienen todavía un camino por recorrer para conectar mejor con su público, lograr mayor calidad y mejores estrategias de mercadotecnia.

Enhorabuena por esta industria, y que continúe su crecimiento y dinamismo.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image