TLCAN: difícil arranque de negociaciones

0

Las declaraciones de Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos (USTR), al inicio de las renegociaciones del TLCAN, cayeron como un balde de agua fría entre los optimistas que pensaban que sería un proceso rápido y sencillo.

Lighthizer fue más que claro al afirmar que comparte las muy conocidas opiniones de Donald Trump sobre el TLCAN, que —dijo— ha fallado a miles de estadunidenses y ha generado la pérdida de al menos 700 mil empleos por las empresas que han cerrado o salido de Estados Unidos por los incentivos del TLCAN.

Lighthizer calificó el inicio de la renegociación como un día histórico, porque permitirá a Trump cumplir su promesa de un cambio mayor en el TLCAN y anticipó que no se conformarán con un ajuste menor y actualización de un par de capítulos.

Y entre los puntos que Estados Unidos exige cambiar citó, en primer lugar, la reducción del déficit comercial, en especial con México; normas de origen más estrictas, en particular el sector automotriz; disposiciones laborales, aunque no está claro qué pretende en esta materia; medidas para evitar la manipulación de divisas, lo que no preocupa a México porque tenemos libre flotación, y un esquema de solución de controversias que “respete la soberanía de Estados Unidos”.

GUAJARDO, SÍ HAY ESPACIO PARA MODERNIZARLO

Por su parte, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien insiste —no entiendo por qué— en utilizar el término “modernización” en lugar de renegociación, aseguró que el TLCAN ha sido un éxito rotundo para todas las partes y hay espacio para “modernizarlo” y hacerlo más exitoso.

México, dijo, está comprometido a lograr un acuerdo ganar-ganar para los tres países, aunque, después de los comentarios de Lighthizer, será muy complicado llegar a un acuerdo que Trump pueda presumir como un logro no en temas como pymes y comercio electrónico, sino en los que más le importan a Estados Unidos, porque la única forma de reducir el déficit es que México exporte menos y afectar a sectores que han sido tan exitosos como el automotriz, endureciendo las reglas de origen.

La ventaja en favor de México y de la sobrevivencia del TLCAN es que hay un gran respaldo del sector empresarial de Estados Unidos, y Trump, quien ya se quedó sin sus dos consejos de empresarios de alto nivel, no puede darse el lujo de enfrentarse a todo el ámbito empresarial.

Las negociaciones seguirán toda esta semana ya con los empresarios del llamado Cuarto de Junto y las 28 mesas de trabajo que arrancan en forma simultánea. La próxima ronda de negociaciones se realizará en la Ciudad de México, el próximo 5 de septiembre, y la siguiente en Canadá, aunque no se ha definido ni el número de rondas ni el calendario, porque dependerá de la evolución de las mesas de trabajo.

FREELAND, CRÍTICAS A ESTADOS UNIDOS

Quien sorprendió gratamente por sus enérgicos comentarios fue Chrystia Freeland, la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, quien está al frente de las negociaciones. Freeland criticó a Estados Unidos por su obsesión de pretender reducir el déficit comercial.

Canadá, dijo Freeland, no ve a los déficits o superávits como una medida o indicador del éxito o fracaso de una relación comercial. Y lo interesante es que recordó que, en el caso de Canadá, el comercio con Estados Unidos ha sido balanceado y benéfico para ambos países.

IFT DEFINIRÁ NUEVA TARIFA DE INTERCONEXIÓN

La 2ª sala de la SCJN aprobó el proyecto de resolución del ministro Javier Laynez y falló en favor de América Móvil en su amparo en contra de la decisión del Congreso de ordenar al IFT que no hubiera cobro en tarifa de interconexión por las llamadas que terminan en su red, la llamada tarifa cero.

Como ya le habíamos informado, la única buena noticia para las empresas competidores de América Móvil es que no habrá pago retroactivo y será ahora el IFT el que defina la nueva tarifa, que no podrá ya ser cero porque se basará en un modelo de costos. América Móvil ganó el amparo porque consideró inconstitucional que fuera el Congreso y no el IFT el que determine medidas asimétricas y porque el ser agente económico preponderante (AEP) no implica ofrecer servicios gratuitos a sus competidores. Aunque Televisa, que es agente preponderante en radiodifusión, sí está obligada a dar sus contenidos en forma gratuita.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image