Sin miedo al apagón analógico

0

Antonio Aja | El Economista | 9 Diciembre 2015

El apagón analógico es un cambio tecnológico, que afrontamos de la mano sociedad, gobierno y concesionarios de televisión.

Muy probablemente, si usted lee los periódicos y escucha o ve las noticias, ya estará al tanto de un tema que a últimas fechas ha tomado relevancia en la agenda pública: el apagón analógico.

El apagón analógico es un fenómeno que se ha llevado a cabo en casi todos los países desarrollados desde los primeros años de el milenio en curso y es la tendencia hacia la cual todos los países irán en un futuro mediato. Básicamente, lo que esto significa es que la transmisión de señal de televisión abierta migra de un formato analógico a un formato digital. Los primeros países en llevar a cabo este apagón de manera total fueron los Países Bajos, a finales del 2006, y Luxemburgo, en el 2007.

En México, el proceso de trasladar la señal a formato digital se ha llevado de manera paulatina, por ciudades o por regiones, como lo fue en la India y Reino Unido. La primera ciudad mexicana en la cual se llevó a cabo fue Tijuana, a mediados del 2013, y en la región de la zona metropolitana de la Ciudad de México se realizará el 17 de diciembre. La fecha programada para concluir con el apagón analógico en todo el país es el 31 de diciembre del año en curso.

Sin lugar a dudas, la migración tecnológica hacia una señal digital es necesaria y eventualmente será imprescindible derivado del desarrollo de la tecnología. En México, este proceso se ha llevado a cabo gradualmente, con el fin de dar tiempo a la modernización de estaciones y de no afectar a la población, sobre todo a la de bajos recursos.

El gobierno federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, implementó un programa de entrega de televisores digitales a la población de bajos recursos, con el fin de facilitar esta transición digital, la meta para este año son 9.7 millones de televisores.

Más allá de una simple migración hacia una nueva tecnología, el apagón analógico tiene repercusiones positivas y quizá algunas que impongan retos a la sociedad de manera mediata. Entre las ventajas que se esperan está desde luego una mejor calidad de señal y, por ende, de audio. También mejor calidad en la definición de los contenidos que se transmiten a través de la señal de televisión abierta, así como una sana competencia para seguir desarrollando contenido en una mejor tecnología .

Otra gran ventaja es que gran parte del espectro radioeléctrico a través del cual se propaga la señal de televisión abierta actualmente será liberado. Esto será de enorme beneficio social, pues buena parte de este espacio, conocido como el “dividendo digital”, será utilizado, entre otras cosas, para brindar servicios de banda ancha en el país.

La disponibilidad de espectro para servicios de banda ancha puede ser un factor para incrementar la conectividad en sitios remotos y dotar a escuelas y centros de salud de mejor infraestructura para educación a distancia y telemedicina.

Si usted aún dispone de un televisor que funcione con señal analógica, lo más recomendable sería invertir en un aparato digital cuyos precios comienzan alrededor de los 3,000 pesos por un televisor de 32 pulgadas. Es importante notar que no todos los televisores de plasma o LCD son compatibles con la tecnología digital TDT, vale la pena asegurarse de que el sintonizador contenga las siglas ATSC. Si no puede cambiar su televisor analógico, usted también puede comprar un decodificador que convierta la señal de analógica a digital.

Para los dos casos anteriores, tendrá que contar con una antena UHF que capte la señal digital.

Si usted es usuario de servicios de televisión satelital o cable, no tendrá que cambiar su televisor, ya que la señal se convierte a analógica a través del receptor de la señal.

Finalmente, a nivel ambiental también se lleva a cabo la discusión sobre las repercusiones negativas que tendría el desecho desorganizado de los televisores analógicos. Afortunadamente, en México, la Secretaría del Medio Ambiente ha puesto a disposición de la ciudadanía la pagina www.depositatutele.gob.mx para encontrar sitios de acopio y así reducir la posible contaminación por el mal uso de aparatos analógicos.

En resumen, el apagón analógico es un cambio tecnológico positivo.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image