Se activará nueva obligación de Telmex

0

Como parte de los plazos en las medidas de preponderancia que fijó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a partir de mañana 23 de marzo debería estar en funcionamiento el Sistema Electrónico de Gestión (SEG) de Telmex que deberá contener toda la información relacionada con su infraestructura existente en todo el país y a la cual podrán tener acceso sus competidores.

Se estima que son alrededor de 12 millones de accesos de Telmex los que pueden ser desagregados, es decir, a los que podrían acceder el resto de las empresas.

Según la experiencia en el Reino Unido, para llegar a 10% de las líneas desagregadas se llevó un periodo de entre seis y siete años.

Por ejemplo, hasta finales de febrero del 2003, British Telecom (BT) había invertido para acondicionar 135 centrales a efecto de que pudieran aceptar líneas desagregadas pero al paso de los años únicamente se habían desagregado alrededor de 2,700 líneas.

En el caso de México, los analistas consideraron que las nuevas medidas asimétricas impuestas a América Móvil (AMX)-Telmex por parte del IFT no fueron tan “agresivas” como pudieron serlo, ya que no solicitaron la separación estructural o plan de desincorporación de activos, y únicamente ordenó una separación funcional, de la cual se desprenderá una nueva empresa que administre la infraestructura pasiva.

Intercam consideró que el IFT intentó cumplir con las principales recomendaciones de organismos internacionales. “Se trata de una regulación cifrada al estilo europeo. Busca, en esencia, que las operaciones internas sean tratadas de la misma forma que las operaciones con terceros, y se eviten subsidios cruzados”.

Al respecto, a principios de mes, el regulador británico Ofcom anunció que BT, el operador incumbente británico, accedió a las condiciones de separación legal de su unidad de infraestructura Openreach, con lo que esta última se constituirá en una empresa independiente con su propio personal y propósito legal.

La separación legal acordada entre Ofcom y BT obligará a que Openreach cuente con su propia junta directiva y estructura organizacional, aunque no representa una separación estructural.

Al igual que Telmex, Openreach continuará siendo una unidad de negocios de BT. Sin embargo, el regulador espera que con esta nueva independencia pueda agilizar la toma de decisiones en favor de los grupos competidores.

El regulador británico dijo que “el nuevo Openreach tendrá la mayor independencia posible del Grupo BT sin incurrir en los retrasos y las interrupciones a la industria, los consumidores y los planes de inversión asociados con la separación estructural o la venta de Openreach a los nuevos accionistas”.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image