Roku y la piratería

0

2018-06-15

Para la firma Roku, avecindada en el Valle del Silicio, México es uno de sus principales mercados en América Latina.  Aquí, sin embargo, enfrenta un conflicto que no ha podido resolver y que ha llevado a la marca a iniciar una batalla en tribunales.

Roku busca convertirse en el dispositivo más económico, sencillo y accesible en el mercado del streaming. Sus competidores en este segmento son Apple TV y el gigante Google que tienen dispositivos similares los cuales, sin embargo, no enfrentan conflictos legales parecidos a los de Roku. Aquí en México, Roku ha asegurado que su dispositivo es legal y que no viola disposición alguna en materia de propiedad intelectual y derechos de autor. En México, uno de los mercados emergentes más importantes en servicios de streaming (compra de contenidos a través de Internet), sólo Roku enfrenta este conflicto porque ante las autoridades judiciales se han presentado pruebas de que su dispositivo no cuenta con las herramientas para frenar y bloquear contenidos no certificados, contenidos libres de piratería. Ha pasado más de un año desde que Roku recibió la notificación de que sus dispositivos no podían venderse al público. El abogado Jones Day está a cargo del caso. En el canal minorista en el cual Latamel Distribución logró colocar los dispositivos de Roku se generó una gran inconformidad porque no se avisó en tiempo y forma de este problema. Algunos distribuidores se han sumando a los amparos en contra de la orden judicial de no vender dispositivos de Roku pero también algunos de esos recursos ya se perdieron y se mantiene la prohibición. Roku asegura que el problema es, claramente, la gran vulnerabilidad del mercado mexicano a la piratería y que eso, evidentemente, les ha afectado. Los voceros de Roku, encabezados por Matthew Anderson, estuvieron aquí en días pasados para explicar que Roku es totalmente legal y que su problema es que en México prolifera la piratería. Por ello, en el último año – aseguran – han avanzado en el bloque de señales ilícitas. ¿Será entonces que los críticos de Roku tienen razón? Se trata de una tecnología barata y accesible pero que permite el streaming de señales robadas directo a la pantalla de televisión. Anderson, quien viene de la industria lícita de generación de contenidos asegura que Roku se esfuerza en llevar al mercado un medio “legal” de bajar contenidos. Con presencia en 23 países, más de 45000 canales asociados y más de 21 millones de cuentas, Roku – a diferencia de Apple TV y Google – luce todavía vulnerable. Nos confirmaron que sí, en efecto, los directivos de Roku se reunieron con las autoridades del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). El objetivo fue hablarles sobre la expansión de la industria del streaming y de los esfuerzos que están haciendo por vigilar que todo su contenido sea legal. Muy bien pero sería interesante que Roku observara qué están haciendo Apple TV y Google para no enfrentar los mismos problemas en México. Roku parece, entonces, extremadamente atractivo para aquellos que no buscan pagar los derechos de autor de sus contenidos. ¿Qué hará la firma que en Sillicon Valley se convirtió en una de las de mayor crecimiento para alejar por complejo la duda de la seguridad de su sistema?

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image