Radio, competencia y los nuevos

0

Pocos creían que las estaciones de radio pudieran tener posturas tan elevadas como las obtenidas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

El proceso logró que las ofertas presentadas fueran 22 veces más elevadas con respecto al valor de referencia original. Sin duda hubo un gran apetito. Pero ocurrieron dos cuestiones que generaron ruido al proceso. Uno, grandes grupos radiofónicos no participaron sintiendo que las estaciones eran muy caras.

Ahí se dijo que estaba bien, pues se trataba de que nuevos participantes llegaran con más competencia y contenidos frescos. Pero después han venido las dudas sobre el principal ganador de la licitación.

TECNORADIO, EL FOCO DE ATENCIÓN

De Tecnoradio, que ganó 37 de las 178 frecuencias a licitación, primero se dijo que pertenecía a Carlos Lara Sumano y Cenobio Alfonso Amilpas Godínez.

En un comunicado, Tecnoradio confirmó que tanto Lara (actual funcionario público, director del IMER) como Amilpas sí fueron sus socios originales, pero se salieron antes de participar en la licitación.

Tecnoradio se defiende dando a conocer a sus accionistas actuales, liderados por Alí Eduardo Bañuelos, quien es el Director de Telecomunicaciones de Polaroid de Diamond Electrónicos. En otras palabras, su negocio es la comercialización de celulares.

Alguien dedicado a las telecomunicaciones, siendo un directivo medio, pasaría a ser uno de los principales radiodifusores del país. Quizá esa fue una ilusión empresarial que tenía, pero sí llama la atención porque el grupo tendrá que apalancarse fuerte para conseguir los recursos y pagar las 37 frecuencias por las cuales apostaron, y ganaron pagando, en varios casos, muy por encima del valor de referencia.

Los otros dos socios son René Padilla Páez y Francisco Javier Márquez Lozano. En otras palabras, Tecnoradio es una empresa relativamente nueva que tendrá que endeudarse para convertirse en uno de los principales radiodifusores del país.

LICITACIÓN TRANSPARENTE, CIRT Y GRUPOS

¡Ojo! La licitación de las frecuencias de radio se hizo con transparencia, a través de internet y conociendo el Registro Federal de Contribuyentes de cada uno de los participantes.

Incluso el IFT tuvo el filtro de la SCT, la dependencia federal que revisó a cada uno de los participantes. Sin embargo, se dice que quizá las investigaciones de cada participante debieron haber dado un paso más atrás, para saber el fondeo de cada grupo.

Lo cierto: Tecnoradio es un grupo muy nuevo, de empresarios que deberán estrenarse en la radio, que necesitarán recursos externos para poder pagar las estaciones y, desde luego, para sus contenidos.

Las inquietudes han llegado a la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), presidida por Edgar Pereda, perteneciente al Grupo Radiorama. Pereda ha defendido que Tecnoradio no pertenece a la CIRT. No se le podría investigar e incluso ha dicho que en la votación los agremiados a la cámara no han insistido en revisar el tema.  Tecnoradio es una empresa relativamente nueva y todavía carece de estaciones de radio, hasta que pague las frecuencias y las empiece a operar. Sin embargo, en privado varios grupos radiofónicos levantan la ceja sobre el nuevo participante, su modelo de negocios y su futuro.

TIPO DE CAMBIO MEJORA

Los economistas entrevistados por el Banco de México mejoraron su pronóstico para el tipo de cambio. Ven un peso más fuerte. Es lógico, la rispidez con Estados Unidos y Donald Trump parece haber disminuido. También la volatilidad internacional. Y ello se ha reflejado en el tipo de cambio. Los economistas consideran que a final de año ya no será de 21.15 por dólar, sino exactamente un peso menos: 20.15 pesos por dólar. Sin duda, las expectativas van mejorando.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image