¿Qué empresas quieren la #RedCompartida?

0

Tres grupos quedaron al final en el registro y, contrario a lo que se manifiesta, lo que menos importa es quién los está representando en México. El 28 de agosto se despeja la incógnita, pero una decisión interesante fue la comunicada por el IFT, de Gabriel Contreras, el pasado viernes: se aplaza la licitación de 2.5 GHz, de manera que a nadie le hará ruido para la oferta esperada. En mi opinión, el postor más fuerte es Rivada Networks.

Los tres son: 1) Rivada Networks, que preside Declan Ganley, y a quien se le asocia con Juan Ludlow, quien en el medio de las telecomunicaciones no necesita presentación, pero quien en México es representada por Sean Ganley, dada la importancia que tiene para este equipo el proyecto de red compartida. Su socio tecnológico recurrente es Nokia y su asociada Alcatel-Lucent.

En Estados Unidos, a través de su sistema conocido como Arbitraje Dinámico de Espectro, se han convertido en uno de los proveedores confiables de capacidad para operadores comerciales como Sprint, ATT, T-Mobil y Cingular, pero en especial, provee de espectro a las agencias de seguridad de Estados Unidos.

En mayo de este año, reveló su asociación con Harris Corporation, Ericsson, Nokia, Intel Security, Fujitsu Network Communications y Black & Veatch para formar Rivada Mercury. Y a través de Rivada Mercury hizo pública la intención del grupo de construir una red nacional LTE con licencias de 700 a la que denomina “FirstNet”, y con capacidades y estructura similares a la de la #RedCompartida en México. No tiene desperdicio revisar lo que ha hecho y están haciendo, y tiene alto reconocimiento en los mercados financieros donde lo mismo JP Morgan que Nomura Scurities, y recientemente incorporó como su Chief Financial Officer a Orla Fitzpatrick (CFO), una experta en fondeo de redes de telecomunicación. En Europa también es muy conocido en el sector de telecomunicaciones.

2) Comunicaciones Veta Grande es del grupo que encabeza Eugenio Galdon, presidente Multitel de España y quien también es presidente de Fundación Everis, adquirida en 2013 en más de 550 millones de euros por la japonesa NTT, la empresa de telecomunicaciones más importante de Japón. Ellos han estado acompañados en su propuesta por Miguel Lorrio de Banco Santander, cuya filial en México es dirigida por Héctor Grisi. Galdón también es director de la División Audiovisual de Prisa, la socia de Roberto Alcántara y, problemente lo que explica el interés de un potente español de las Redes como Indra en la Red Mayorista. Indra hoy está representada por el extitular de SCT, Pedro Cerisola.

Galdón vendió ONO, siendo su CEO a Vodafone en España, y ha estructurado un equipo para el Consorcio de Comunicaciones Veta Grande integrado por Joaquín Coronado, responsable y subdirector del consorcio; Nicolas Borges, Responsable de Estrategia; Jaime Bustillo, Chief Technical Officer (“CTO”) y, Miguel Lorrio, Banco Santander.

¿Si me pregunta la fuente de su liquidez? El grupo de accionistas de Galdón recibió siete mil 200 millones de euros por la venta de Vodafone y, en parte, la expansión de servicios a redes de cable y operadores independientes lo hace muy atractivo. De hecho, son quienes han estado acercándose fuerte a Axtel, de Rolando Zubirán y a Maxcom, de Enrique Castillo, pero también con otros operadores que pudieran utilizar los servicios mayoristas, incluyendo los virtuales.  Claro, como originalmente los representaron los abogados de Noriega y Escobedo, que encabeza Miguel Escobedo, quienes formaron Veta Grande para participar y, con ellos participó de origen Ludlow, los críticos de la Red Mayorista, minimizan sus capacidades de competir, más cuando de ellos partió originalmente la petición de una extensión para facilitar la integración de la propuesta financiera.

Si los otros dos hubieran estado en desacuerdo, hubieran sin duda respingado, pero ninguno lo hizo pues a todos les vino bien para facilitar la estabilización de mercados tras el Brexit.

Comentan por ahí que Huawei, que preside Ren Zenhfei y cuyo comité empresarial es la señora Sun Yafang, que Ericsson o Cisco e Intel, podrían ser socios tecnológicos de ésta y la siguiente propuesta que es igual de impresionante.

3) Trucotech,  el consorcio que está encabezado por Salomon DennisSol Trujillo, empresario estadunidense con fuerte huella en el telecomunicaciones y radiodifusión. En la industria inició su carrera en ATT y después encabezó US West, una de las baby bells que después fusionó Cingular, Telstra la Australiana y Orange Plc de Gran Bretaña. Desde el 2003 integró Trujillo Group Investments, LLC. Fue uno de los más activos participantes en el proceso de recapitalización de Telecom Italia, a quien Telefónica se impuso en la compra de su filial brasileña.

Sol Trujillo sabe reunir socios. Es muy conocido por su participación en empresas de media-comms, en mercados desarrollados y emergentes, China y Sudasia hasta Norteamérica, Europa, África y el Medio Oeste. Pertenece a varios consejos de administración de empresas en EU (incluyendo Target y Promerica Bank en Los Ángeles), es vicepresidente de Silk Road Technologies de China, que está basada en Roma, pero tienen inversiones en todos los continentes.

Todos los empresarios que les mencioné, en forma directa, se presentaron con el pleno del IFT para presentar su propuesta de negocios de la red compartida, son los que quedaron al final, y todos ellos, sin excepción, llevan socios tecnológicos y financieros. A este último se le asocia más con Huawei y también con Bank of America, y lo acompañaron su ejecutivo tecnológico Greg Winn, quien estructuró la red nacional de telecomunicaciones de Australia de la que quedó excluída en su momento Telstra, y John Gonner, quien ahora es la cabeza de Trucotech, constituída expresamente para participar en la #RedCompartida.

El 28 de agosto, que es domingo, se vence el plazo para que los tres mencionados presenten su propuesta, y el elemento que jugará a favor será la forma en que el socio tecnológico financie la red, pues lo hacen con todos los operadores en México desde Telcel/Telmex, AT&T y Telefónica Movistar, y el tipo de compromiso que hayan establecido con los operadores existentes, pues el mayor riesgo que se tiene identificado en este proyecto de infraestructura es el “riesgo de demanda”, dada el declarado rechazo que han tenido los operadores mencionados.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image