¡Y el presidente del IFT será…!

0

El miércoles comparecieron, a convocatoria del senador del PRI Raúl Pozos, ante comisiones unidas facultadas del Senado de la República, cinco comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que aspiran a presidir su Pleno y a dirigir el propio instituto, hoy a cargo de Adriana Labardini.

El Instituto no ha interrumpido ningún proceso. Mañana tendrá el pleno para analizar la respuesta que se le dará a Telmex, de Héctor Slim, sobre su propuesta de separación funcional, un proceso cuesta arriba por todas las implicaciones que tendrá para desagregar su red hasta la última milla.

Pero llevarlos a comparecer ante comisiones para que sólo se emita un dictamen en el que se diga que todos cumplen los requisitos para presidir el Pleno y que serán las dos terceras partes de los presentes el martes (si les da tiempo en la agenda), los que van a elegir de entre las cinco cédulas al que presidirá al IFT, me parece un ejercicio innecesario y sólo lo puedo explicar (no entender) en un contexto del ajedrez político-cambalache-legislativo más amplio.

Pero no todo ha sido malo, pues si bien en ocasiones anteriores los comisionados han comparecido ante el Senado, ésta es la primera vez en la que pudieron exponer de viva voz su visión personal sobre los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

Al margen de que hubo presentaciones más lucidoras que otras, fue un ejercicio interesante que permitió profundizar sobre temas que han sido presentados como polémicos en los medios de comunicación y que permitió a cada uno de los comparecientes fijar abiertamente su posición, además de expresar las razones por las que se consideran idóneos para desempeñar el cargo de Presidente, lo que sin duda da información sobre su personalidad y aptitudes.

Los senadores fueron muy cordiales y reconocieron el trabajo y logros alcanzados por parte del IFT, e incluso algunos comisionados comparecientes (Fromow y Juárez) no dudaron en reconocer abiertamente el trabajo y el liderazgo de Gabriel Contreras durante su gestión como presidente, pero también lo que expresaron María Elena Estavillo y Adolfo Cuevas muestra la necesidad de que se revise, quede quien quede al frente del organismo, la tarea de supervisión y vigilancia, y también la política en materia de competencia.

“Cumplir importa”, dijo Gabriel Contreras, quien al haber ejercido la presidencia y la dirección del Instituto deja a los legisladores la evaluación de su actuación.

Empero, en su comparecencia habló de los pendientes: generar y vigilar las condiciones necesarias para que haya competencia, asegurar el efectivo cumplimiento de la regulación impuesta incluyendo la separación funcional de Telmex, concretar la desagregación de su red (bucle local), facilitar el despliegue de infraestructura, reducir brechas digitales, mantener la seguridad y confiabilidad de las redes, satisfacer necesidades de espectro, empoderar usuarios
y audiencias, etcétera.

La nota especial la dio el comisionado Cuevas, quien señaló que de 2014 a la fecha había 133 denuncias contra el preponderante en telecom y dos contra el de radiodifusión, por supuesto, incumplimiento de obligaciones de preponderancia, de los cuales “no había subido un solo caso al Pleno para sanción”, pero que los procesos están abiertos, porque tampoco se habían resuelto absolviendo al señalado.

Esto se traduce en incertidumbre, porque ni los preponderantes ni la industria realmente saben si las conductas cuestionadas eran ilícitas o no. También señaló que ante la demanda de información, la Unidad de Cumplimiento sólo mencionó que desechó (no dijo la razón) 39 denuncias contra América Móvil, de Daniel Hajj, quedando cerca de 100 pendientes. Sobre las de Televisa no se sabe nada.

En materia de competencia su óptica es interesante porque apuntó que aún cuando Telcel había disminuido en cinco puntos su participación de mercado del total de usuarios desde el inicio de la reforma, lo había aumentado en nueve puntos en el segmento de pospago, con mucho el más redituable, lo que evidenciaba el error de haberle permitido comprar los 60 mhz de MVS en la banda 2.5, dándole entre 18 y 24 meses de ventaja respecto de sus competidores.

De Fondos a Fondo

#CalificativoSinDueño…  Como lo hace una vez al año, el Consejo de Administración de BBVA Bancomer fue presidido por Francisco González, el presidente del BBVA, y más allá de la revisión del desafío que implica mantenerse como el primer grupo financiero de México en un entorno de evolución digital, dio una respuesta a un reportero que no pretendió destinatario alguno.

De hecho dijo: “no me puedo meter en política ni me interesa hacerlo”, cuando se le preguntó sobre 2018. Pero expresó su punto de vista, el mismo cuando se le pregunta sobre el avance de la extrema derecha en Alemania, el Brexit o las propuestas proteccionistas de Trump, o la situación en Venezuela: “México va a sufrir un retroceso si los ciudadanos eligen el próximo año a un candidato populista, que promete muchas cosas que después no va a poder entregar”.

Y la alerta es real. La visita fue propicia para ratificar la aportación de 180 millones de pesos de BBVA y BBVA Bancomer presidida por Luis Robles y dirigida por Eduardo Osuna, para la reparación de escuelas públicas dañadas por los recientes sismos.

#FordMéxico… Y los que donaron medio millón de dólares tras los sismos para apoyar la reconstrucción de escuelas, además de abrir la red comercial para aumentar la capacidad de acopio, fue Ford, que encabeza Gabriel López, y toda la red de distribuidores que integraron el Fondo Ford.

Ellos vienen trabajando con Microsoft México, que encabeza Jorge Silva, en iniciativas de educación e inclusión digital en las Escuelas Ford, y han decidido redoblar su esfuerzo y el apoyo para los planteles que están en Chiapas y Oaxaca.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image