Pagamos las frecuencias más caras del mundo por uso del espectro: Gil Díaz

0

Adrián Arias | La Crónica de Hoy | 28 de Septiembre 2015

—¿Qué expectativa de crecimiento tiene Telefónica ahora que enfrentará a AT&T y América Móvil?
—Quisiéramos tener la tercera parte del mercado dentro de unos 3 o 4 años. Depende mucho de qué tanto ampliemos nuestra infraestructura a partir de los esfuerzos que estamos emprendiendo para tener más presencia. Tenemos que seguir creciendo no sólo en clientes sino en ingresos, el futuro está más que nada en el consumo de datos. Allí es donde tenemos que enfocarnos y tener varias iniciativas en las aplicaciones de música, redes sociales y en eso es en lo que nos vamos a enfocar, porque el usuario de ahora emplea más tiempo en actividades relacionadas con la navegación móvil en internet.
—Se ha dicho que Telefónica es la empresa que quedó en mayor desventaja luego de la entrada de AT&T a México.
—Los hechos no corresponden a esa visión. No estemos perdiendo mercado. Estamos creciendo y nos estamos fortaleciendo. Tenemos poco más de 22 millones de usuarios. No traemos algo diferente a lo que hemos venido haciendo y que ha funcionado muy bien, que es mantener la calidad del servicio. Si hemos ganado clientes es porque en calidad estamos muy arriba de la competencia. Tenemos que mantener la adopción de tecnologías conforme van apareciendo. Por ejemplo, en el momento en que entró la 3G, nosotros fuimos los primeros en adoptarla, en el momento que entró 4G y LTE fuimos los primeros en lanzarlo en la zona de Polanco y ahora lo estamos generalizando en ciudades y zonas urbanas.
Además, estamos haciendo el despliegue de telefonía rural, a través de una figura parecida a un franquiciatario. Son socios nuestros en materia de ingresos que están invirtiendo en zonas pequeñas y rurales y mejorando nuestra cobertura.
—AT&T apuesta fuerte a los planes de llamadas y datos entre México, Estados Unidos y Canadá ¿Cómo responderá Telefónica a eso?
—En realidad AT&T y América Móvil respondieron a lo que nosotros iniciamos. Los que iniciamos con la eliminación de cobros para esas llamadas, fuimos nosotros. Luego ellos nos siguieron, es curioso que la percepción de algunos sean que estamos reaccionando a AT&T, pero no fue así. Los precios de telefonía celular en el país empezaron a caer a partir de la fecha en que entró Telefónica al mercado, hace 8 u 9 años, y esas iniciativas y promociones las hemos tomado nosotros primero. Hemos inaugurado ofertas, por ejemplo, las de dos por uno en recargas, los paquetes de ofertas en telefonía móvil. Siempre somos nosotros primero y luego los demás.
—¿Es cierto que Telefónica busca un acuerdo para compartir infraestructura con América Móvil o AT&T?
—Estamos interesados y estamos observando cómo se va a instrumentar la oferta de referencia del preponderante y la desagregación del bucle local. Estamos abiertos a la compartición con quien sea que tenga condiciones razonables.
Ya hemos compartido infraestructura con Iusacell, tenemos una sociedad conjunta con Megacable y Televisa en fibra óptica que rentamos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que ha funcionado muy bien. Vendimos muchas antenas a American Tower. Allí estamos manifestando nuestra disposición de que la infraestructura se comparta.
—¿Qué expectativas tiene Telefónica de las próximas licitaciones de espectro?
—Sí vamos a competir por espectro, se necesita más capacidad. Hay frecuencias que se van a ofrecer que son muy importantes. Estamos haciendo planteamientos para que los bloques de espectro se reasignen después de la subasta, porque en 4G si tienes mucho espectro pero los bloques no son contiguos, no tienes la misma potencia.
Todos los bloques de las empresas deben quedar juntos, sin perjudicar a usuarios y a empresas, para tener mayores eficiencias. Por otro lado,  estamos pagando las frecuencias más caras del mundo. Estamos muy por arriba de lo que se paga en derechos por el uso del espectro, en relación con otras naciones.
Además, en el tema de la banda de 700 megahertz (Mhz) se propone un cobro ínfimo por pago de derechos en la propuesta del Paquete Económico de 2016. El que se quede con la banda de 700 tendrá una ventaja competitiva gigantesca en comparación con el resto del mercado, si es que se aprueba ese esquema.
—En otro tema ¿Qué expectativa tiene de la situación macro económica y cuál es su balance?
—Hay señales positivas que no entiendo porque no se asimilan como tal. El empleo viene creciendo fuerte, la inflación se mantiene estacionalmente baja, las tasas de interés están sin repuntar. El tipo de cambio se ha movido como en el resto del mundo, pero pese a ello ni la inflación ni las tasas han reaccionado. Me parece notable que así sea y el consumo viene creciendo bien. Hay razones para ver la economía con un óptica positiva.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image