Cada vez más lejana la posibilidad de competencia efectiva: The-CIU

0

2018-03-13

A cuatro años de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) declarara preponderante a América Móvil, los niveles de concentración de mercado al cierre de tercer trimestre de 2017 se ubicaron en 60.7 por ciento, 0.8 puntos porcentuales abajo del 61.5 por ciento al grado de concentración durante el segundo trimestre de 2013 cuando se declaró la preponderancia, señaló Ernesto Piedras, director de la consultoría The Competitive Intelligence Unit (The-CIU).

Criticó que la separación funcional de Telmex como medida asimétrica para el preponderante se vaya a concretar hasta dentro de 2 años, y dijo que cada vez está más lejana la posibilidad de que haya competencia efectiva en el país.

El especialista señalo que en países donde se ha aplicado regulación asimétrica para tener condiciones de competencia efectiva, se llevaron entre 7 y 10 años para lograr la “nivelación del terreno” y lograr resultados, sin embargo, criticó que a cuatro años de que en México se haya declarado preponderante a América Móvil, Telmex, Telnor y Telcel, en el país “hay escasos avances porque continúa una excesiva concentración, con reducidas pérdidas en su participación de mercado”.

Destacó que desde la declaratoria de preponderancia, Telcel, Telmex y Telnor han aumentado su base de suscriptores en 33.1 millones.

Por segmento de mercado Piedras señaló que la concentración es variable. En el mercado de telefonía móvil el preponderante concentraba 65.2 por ciento al cierre del tercer trimestre de 2017; en telefonía fija y banda ancha fija se ubicó en 62.4 y 55.2 por ciento respectivamente.

En el mercado de banda ancha móvil el preponderante domina 7 de cada 10 suscripciones, pero en los últimos dos años medidos por el Instituto Federal de Telecomunicaciones la participación de mercado de Telcel se ha ubicado en un rango de entre 69.8 y 72.5 por ciento con ligeras variaciones”.

Piedras señaló que todos estos datos reflejan “un estancamiento en la estructura del mercado y la acotada capacidad de los mecanismo regulatorios aplicados para aligerar la participación del preponderante, y nivelar las condiciones competitivas entre los operadores”.

Asimismo consideró que que el regulador ha tenido una limitada participación en la aplicación, cumplimiento y verificación de la regulación asimétrica, y señaló que las expectativas para eliminar la figura de preponderancia podrían alargarse por década y media, sin que los cuatro años pasados sean tan significativos, por lo que sugirió al IFT “tener y aplicar un sentido de urgencia regulatoria”.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image