¿Les alcanza el tiempo?

0

David Páramo | Dinero en Imagen | 16 Octubre 2015

Los datos no parecen alentadores para la transición a la televisión digital terrestre, puesto que el último dato concreto es que sólo hay una cobertura de 86% del territorio nacional, lo que impediría al Instituto Federal de Telecomunicaciones ordenar el apagón analógico.

Es necesario tener algunos datos claros: la Constitución establece que el primero de enero sólo debe haber televisión digital. Es responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes llevar a cabo este proceso, en el que se estableció que la cobertura debe ser de, por lo menos, 90% de cada uno de los territorios y el IFT debe ordenarlo cuando la SCT cumpla con su trabajo.

En la comparecencia con legisladores, la subsecretaria Mónica Aspe dejó entrever que podrían seguir repartiendo televisiones digitales en diciembre, lo que plantea un problema, puesto que el apagón se da cuatro semanas después de que se logre la cobertura de 90% de la población atendida.

En algunas entidades, como Nuevo León, han comenzado a surgir voces de legisladores que aseguran que, a pesar de que la cobertura ya es de más de 90%, prácticamente un millón de personas se quedará sin cobertura.

Para entregar los televisores se utilizó el padrón del Coneval y se determinó que sólo se entregarían a quienes no tuvieran capacidad de hacerlo por sus propios medios, así que esta franja de personas no es tan pobre, pero sí un importante grupo de movilización política.

ALTERNATIVAS

Ni en la reunión con los miembros de la Comisión de Comunicaciones del Senado de la República ni en ninguna otra presentación los funcionarios de la dependencia que encabeza Gerardo Ruiz Esparza han dicho qué pasaría si no logran cumplir con la obligación constitucional.

El peor escenario es que la SCT no cumpla con su obligación y no pase absolutamente nada, que se diga que algunos meses de retraso no son relevantes.

Sería inaceptable, también, que se diera el apagón analógico sin tener una cobertura como la establecida en la reforma constitucional. No se debe olvidar que la televisión abierta es la principal fuente de información y entretenimiento de la población, por lo que es fundamental no sólo para la gobernabilidad sino, también, para temas que tienen que ver con la protección civil o incluso las decisiones políticas.

Se ha considerado, de manera cada vez más seria, que el apagón se garantice en las principales ciudades del país y que haya una prórroga en las poblaciones más pequeñas.

No debe soslayarse que el apagón analógico no únicamente es para mejorar la calidad de las transmisiones o ampliar la oferta de contenidos sin pagos, ya que se podrán desdoblar canales, sino también es fundamental para aumentar la competencia.

La concesión de Grupo Imagen Multimedia es para transmitir televisión digital, es decir, no existe posibilidad de que arrancara operaciones el primero de enero, como marca su título de concesión, si la SCT no cumple con el mandato constitucional, lo que generaría un panorama muy complicado dentro de la primera licitación para crear una cadena de televisión abierta.

EXCUSAS

Hay quienes consideran que la SCT debe mantener silencio, puesto que todavía no se ha cumplido el plazo y que comenzar a hablar sobre alternativas mandaría una señal equivocada, ya que el mercado descontaría que no se pudo cumplir con la meta desde antes y disminuiría el esfuerzo que se está realizando; sin embargo, también es fundamental que los participantes dentro del sector tengan información clara y que no lleguemos a diciembre o los primeros días de enero tratando de ver cómo se resuelve el asunto.

DESIGUALDAD

Hay quienes tomarán las declaraciones de José Ángel Gurría
como una confirmación del fracaso del modelo económico; sin embargo, se trata de un asunto conocido por todos: México es el país con mayor desigualdad dentro de la OCDE.

En el país hay lugares que son del primer mundo y otros en Guerrero, Oaxaca y Chiapas que están en el tercer mundo. Enrique Peña Nieto envió una iniciativa en la que se busca que haya zonas especiales de crecimiento para disminuir el rezago por la vía de hacerlos crecer.

Soluciones populistas, como las que propone Andrés Manuel López Obrador y algunos panistas, ciertamente disminuirían la desigualdad: Haciendo que la mayoría de los mexicanos estuvieran sumidos en la miseria sin importar la región geográfica.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image