La concentración móvil descansa en la portabilidad numérica en México

0

2018-10-2

La portabilidad numérica se aplica en México hace poco más de 10 años y, a contramano de los principios con los que se aplicó en la región, protegió el liderazgo de América Móvil en el segmento móvil. La empresa mantiene, por ejemplo, entre el 48 y el 52 por ciento de los números que migraron de compañía en lo que va del año y la mayoría de ellos provino de sus principales competidores.

Hablar de la supremacía de América Móvil en el mercado de las telecomunicaciones de México puede resultar aburrido, pero algunas cifras bastarán para argumentarlo: el operador se lleva seis de cada 10 pesos que ingresan al sector, cuenta con más del 70 por ciento del mercado de banda ancha móvil, el 53 por ciento de Internet fijo y el 60 por ciento de telefonía fija. En telefonía celular la cuestión no es distinta, pues concentra el 64,2 por ciento de las líneas móviles en funcionamiento.

El proceso para que una empresa deje de dominar el mercado lleva de siete a 10 años, dijo en agosto The Competitive Intelligence Unit (CIU) en el marco de un estudio en que agregó que México avanza a paso más lento. “Al ritmo que vamos, América Móvil dejará de ser dominante por ahí en 2033”, dijo su director, Ernesto Piedras. Esto a pesar de que el regulador local declaró a la empresa preponderante en el mercado de las telecomunicaciones, lo que implicó, por ejemplo, que sus competidores paguen menos por minuto de interconexión móvil a la empresa de Carlos Slim.

En este contexto, la portabilidad podría haber ayudado a reducir la brecha entre América Móvil y sus competidores pero funcionó a la inversa. En un podcast publicado recientemente, TeleSemana.com analizó la aplicación de la portabilidad en distintos mercados e hizo hincapié en la idea de que el cambio de proveedor manteniendo el número ha funcionado solo como acelerador de las realidades de cada país. En Perú y Chile, mercados menos concentrados, su puesta en funcionamiento sirvió para que Entel y Wom, respectivamente, ganen terreno.

En números, entre enero y septiembre de 2018, cambiaron de operador manteniendo el número 15,74 millones de usuarios celulares mexicanos. Telcel capturó 7,97 millones y cedió 5,48 millones, con un saldo a favor de 2,49 millones. En el mismo período, AT&T obtuvo un saldo negativo de 1,88 millones y Telefónica perdió 510.600 líneas. No solo eso, casi la totalidad de usuarios captados por el dominante provino de estos dos grupos.

En términos históricos, se aplicó la opción en 76,5 millones de casos y América Móvil presenta un balance positivo de más de 17 millones de líneas en detrimento del saldo negativo que muestra Telefónica (-7,1 millones) y AT&T (-3,4 millones).  El uso de la portabilidad en México se acrecentó desde 2015 cuando el Instituto Federal de las Telecomunicaciones (IFT) aplicó ciertos cambios, como la obligación a los operadores de aplicarla en un máximo de 24 horas.

La posibilidad de cambiar de empresa manteniendo el número es un derecho para los usuarios de telecomunicaciones de prácticamente todos los países de la región. Chile aparece como un caso destacado porque es el único que implementó la portabilidad total, con la que los interesados también pueden migrar de servicio telefónico manteniendo su número. El servicio comenzará a aplicar hoy, primero de octubre, en Bolivia y a partir de noviembre en varios países del Caribe.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image