IFT aplicará modelo de costos base cero

0

Sin lugar a dudas, la decisión tomada por cinco votos a cero en la Segunda Sala de la SCJN, que preside el ministro Eduardo Medina Mora, de respaldo pleno a la ponencia del ministro Laynez, que resolvió la inconstitucionalidad del artículo 131 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, dará lugar –esperemos que no sea hasta 2018– a que el Pleno del Ifetel, que preside Gabriel Contreras, se pronuncie sobre la tarifa asimétrica que regirá hacia delante el servicio de interconexión de voz y terminación de llamadas procedentes de cualquier red hacia la de Telcel, de Daniel Hajj.

El IFT recupera la facultad que le otorgó la Constitución y, aunque la resolución ordena corregir la inconstitucionalidad, subraya que el Congreso puede legislar en materia de telecomunicaciones, pero no puede decidir cómo hacer la regulación técnica, y el pleno enfrentará fuertes presiones para que mantenga la tarifa en cero.

¿Lo hará? No creo porque la resolución no se pronunció sobre la parte en la que Telcel argumentaba el carácter confiscatorio de la tarifa cero; de hecho es clara la sentencia en establecer que la Segunda Sala no se pronuncia sobre los demás agravios sobre la validez o no de la tarifa cero.

La resolución de la Corte no puso al IFT por encima de la ley, los legisladores tienen preservada su facultad de legislar en lo general, pero no regular en lo técnico.

Esa facultad la tiene asignada el instituto por mandato constitucional y, por ende, la Corte, conforme a resoluciones de Interconexión previas, sabe que el IFT tendrá que definir la tarifa de interconexión o la medida de regulación asimétrica que considere técnicamente conveniente para lograr el objetivo que le impuso la Constitución: plena competencia en el sector de telecomunicaciones.

Me anticipo. En el terreno de definiciones técnicas, desde 2014, el IFT ha venido aplicando un modelo de costos de mediano plazo base cero para efectos de interconexión, y dejó de lado el “incremental”, que considera los costos previstos en que un operador incurriría en un mercado competitivo y tomando en cuenta los costos incrementales de largo plazo que incluyen las obligaciones especiales para el preponderante. Ese es el modelo que va a aplicar, que redunda en una tarifa “muy pegada a cero”, pero no será “cero”.

Hoy Telcel paga entre 25 y 30 centavos, dependiendo del año, por terminar llamadas en las redes de Telefónica, de Carlos Morales, y de AT&T, de Kelly King, y aunque se elimina la contingencia que tenían encima de haber aplicado la resolución de forma retroactiva (mil millones de dólares era el estimado), hacia delante, tendrán que ajustar su plan de negocio porque ahora pagarán a Telcel por terminar llamadas y, considerando que la primera (con datos de 2016) tiene 65% del mercado, 23% Telefónica y 11% AT&T, es evidente que acabarán pagando más de lo que reciben.

Aquí, la aplicación del modelo de costos de largo plazo, además de facilitar el tránsito progresivo al sistema de Bill&Keep, es muy probable que opere con doble tarifa, la que pagarán los no preponderantes y la que pagará el preponderante considerando que la tarifa mantendrá la asimetría al no haber condiciones totales de libre competencia.

La decisión de la Segunda Sala era esperada, desde la semana casi confirmada y, a partir de hoy y hasta que el IFT reciba la notificación de la sentencia, no se conocerá la decisión, pero lo que estimo, es que difícilmente se tomará ésta en el marco de incertidumbre que se abre con la ratificación en el Senado del presidente del pleno del IFT.

Recordemos que al concluir el periodo ordinario de sesiones, el Senado se movió con una agilidad poco común al ratificar en la presidencia de la Cofece a Alejandra Palacios, justo el mismo día en el que comparecía con Senadores en una reunión privada el presidente comisionado Contreras.

Desde entonces, el especulómetro va por todos lados y, en particular aquéllos que no se han sentido “tratados equitativamente”, sueltan que ha terminado su ciclo y, otros dicen que el que no se le ratifique en medio de la separación funcional de Telmex y Telnor, es un gran desafío para el organismo, pues se da por hecho de que de no ser ratificado, Contreras podría dejar el instituto.

El proceso de definición técnica de la tarifa de interconexión asimétrica que regirá a partir de enero de 2018 la terminación de llamadas entre operadores y el Preponderante, es muy complicado porque no podrá sustraerse de la presión política que se ejercerá en esa ratificación, donde mucho se comenta que el comisionado Adolfo Cuevas le pisa los talones. La decisión es del presidente Enrique Peña y la ratificación en el Senado requiere del nombramiento del presidente de la Comisión de Comunicaciones que dejó acéfala el panista Javier Lozano, pero que el PRI no puede sustituir.

De Fondos a Fondo

Honeywell, que preside en México y Centroamérica Craig Breese, es una de las compañías industriales de software líderes en el mundo. Desde 1936 se estableció en México y aquí en el país posee quince plantas de manufactura, un laboratorio de pruebas para desempeño de turbocargadores, un centro de servicio para soluciones en seguridad y productividad, un centro de servicios administrativos y de soporte al cliente, además de cinco centros de investigación y desarrollo, en total cuenta con 17 mil 500 empleados sólo en México.

Le adelanto que acaban de realizar por primera vez una alianza con Pronatura, que dirige Kathy Gregoire, para implementar el programa Honeywell Institute for Ecosystems Education (HIEE), que busca capacitar a docentes de 12 escuelas secundarias de la Ciudad de México con el objetivo de generar y promover entre la comunidad estudiantil proyectos que identifiquen y aborden cuestiones medioambientales como energía, biodiversidad, transporte y agua mediante la metodología de Eco-Schools.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image