IFT alista prebases de licitación de banda de 2.5GHz

0

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) alista la publicación de las prebases de la licitación de la banda de 2.5GHz, las cuales estarán en proceso de consulta pública. Una vez concluida esta etapa iniciará formalmente el proceso licitatorio.

La expectativa es que el proceso (de consulta de las prebases) esté listo para iniciar a finales de junio o los primeros días de julio.

En las prebases se analizará la mejor forma de licitar la banda de 2.5 Ghz tomando en cuenta el tamaño de los bloques mínimos a licitar, el mecanismo de licitación, el tipo de los bloques (nacionales contra regionales), la cantidad de espectro que se pondrá a disposición del mercado, así como los valores mínimos de referencia. Lo común es someter a opinión pública los proyectos de bases al menos 20 días hábiles.

El proceso iniciará con un año de retraso. El año pasado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) solicitó al IFT retrasar la licitación de la banda de 2.5GHz a efecto de que el nuevo operador (Altán) pudiera participar por las frecuencias; la solicitud fue atendida por el regulador y modificó la fecha de inicio del proceso licitatorio al tercer trimestre de este año.

La fecha de conclusión de la licitación será para el segundo trimestre del 2018, por lo que su utilización podría ser hasta el 2019. No obstante, Telcel aventajó a sus competidores al haber adquirido las frecuencias en dicha banda que estaban en manos de MVS, por lo que en breve comenzará a explotar las frecuencias. Incluso, Telcel anunció el inicio de migración a la tecnología 4.5GHz apoyado en las frecuencias que opera la empresa, transición que concluirá a principios de este año o en el primer trimestre del 2018.

Las bandas, 700MHz y 2.5GHz, son complementarias. La de 700MHz es una banda de cobertura y la de 2.5 es de capacidad. Las bandas de capacidad son útiles para grandes ciudades y las bandas de cobertura lo son para zonas rurales.

Se estima que América Móvil obtuvo las frecuencias que estratégicamente tienen más valor para los operadores móviles, dentro de los 190 MHz que conforman la banda de 2.5 GHz; además de que ningún otro operador móvil con presencia nacional estará en condiciones de obtener espectro en esta banda hasta por lo menos dentro de un año.

Lo anterior supone una ventaja para Telcel de por lo menos dos años en la explotación de dichas frecuencias, ideales para servicios móviles. El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) se ha pronunciado por que el regulador establezca en la próxima licitación los mecanismos necesarios para evitar que el agente preponderante continúe concentrando una mayor cantidad de espectro.

Con la compra de las frecuencias, se modificó la tenencia de espectro radioeléctrico entre los operadores: Telcel pasó de contar con 41% de las frecuencias asignadas a tener 51%, AT&T quedó en 32% (antes tenía 38%), mientras que Movistar pasó de 20 a 16 por ciento.

Metodología de replicabilidad de tarifas de AMX, a consulta pública

Como parte de las nuevas medidas asimétricas que impuso el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a América Móvil-Telmex, como agentes económicos preponderantes en telecomunicaciones, el regulador sometió a consulta pública la metodología de replicabilidad de las tarifas de dicho grupo.

La consulta pública será por un plazo de 20 días hábiles. Esta metodología responde a lo establecido en la resolución por la que se suprimieron, modificaron y adicionaron las medidas impuestas al Agente Económico Preponderante (AEP), emitida el pasado 27 de febrero, en la cual se estableció la implementación de pruebas de replicabilidad económica con el fin de prevenir el estrechamiento de márgenes, el cual incide en el desarrollo de la competencia.

La propuesta de nueva metodología establece implementar pruebas para cada uno de los servicios de telecomunicaciones que ofrece el AEP, tomando como criterios clave la salvaguarda de la competencia, la transparencia y certidumbre a los agentes del mercado, la flexibilidad a los operadores para competir en el mercado minorista, la carga regulatoria y la maximización de la eficiencia.

La replicabilidad fue una de las medidas que solicitó el Instituto para que tomara en cuenta en la revisión bianual del cumplimiento y efectividad de las medidas asimétricas.

Con la finalidad de prevenir la práctica de estrechamiento de márgenes, se estableció la obligación de que las tarifas que el preponderante ofrece al público deban cumplir con el criterio de replicabilidad económica, es decir, que puedan ser replicadas por sus competidores cuando éstos hacen uso de los servicios mayoristas.

Derivado del distinto grado de dinamismo de los mercados de los servicios móviles y fijos, se determinó que para no generar distorsiones o afectaciones negativas, la replicabilidad se verificará de manera ex post en el caso de servicios móviles, y de manera ex ante o ex post (dependiendo del servicio), en el caso de los servicios fijos.

Una vez concluida la consulta pública el Instituto emitirá la metodología que ha de seguirse para implementar las pruebas para validar la replicabilidad económica de tarifas. Además, una vez concluida la consulta pública respecto a los Convenios Marco de Interconexión presentados por el AEP, el pleno acordó modificar los términos y condiciones de estos, a efecto de que el AEP manifieste lo que a su derecho convenga.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image