En el IFT, falta avanzar en el tema de la competencia: Estavillo

0

2019-01-14

Falta aprovechar las herramientas que se tienen como autoridad de competencia, por ejemplo, investigaciones de prácticas monopólicas.

Poeta, música, bailarina y sabedora de que la parte artística la ayuda a conservar el equilibrio, María Elena Estavillo Flores se perfila para concluir su periodo como comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el próximo 28 de febrero, en el contexto del más importante recorte presupuestal para el regulador y con retos por delante: “No hemos hecho mucho en el tema de competencia.

“El impacto es muy fuerte para nosotros porque como suele suceder en muchas organizaciones, una buena parte de nuestro prepuesto está comprometido (…) los procedimientos que son sustantivos son los que se podrían ver afectados. No me gustaría mencionar alguno de ellos para no crear sensación de que vamos a dejar de hacer, por eso estamos interponiendo una controversia constitucional”, dijo.

Al respecto, Estavillo expuso: “Espero que al final se resuelva favorablemente al instituto, es una cuestión que tiene que ver con necesidades reales para cumplir con responsabilidades y al final es una cuestión de autonomía. El IFT ha identificado una serie de proyectos que consideramos esenciales y no sería deseable dejarlos para el año que entra o dos años o más.

“El presupuesto que presentamos (1,780 millones de pesos) es un reflejo sobre las necesidades que tenemos para cumplir con nuestro mandato y también está en cuestión nuestra autonomía”, afirmó.

Hace falta más competencia

En una reflexión acerca de los últimos casi cinco años y medio en su paso por el IFT, María Elena Estavillo fue crítica y reconoció: “En el tema donde tenemos que avanzar mucho más, no hemos hecho lo suficiente, es en el tema de competencia”. Explicó a El Economista que, competencia referida como una autoridad, “porque es cierto que hemos hecho un trabajo muy intenso en cuestiones reguladoras que impactan a la competencia, pero no hemos usado de una manera suficiente las herramientas que tenemos como autoridad de competencia, como las investigaciones de prácticas monopólicas, recursos, insumos esenciales, barreras a la competencia, labores de abogacía que a veces se ven con poco impacto y superficial, cuando en realidad son de las actividades claves para las autoridades de competencia porque tienen que ver con ese estar comunicando, sensibilizando, convenciendo, tanto a los privados como otras autoridades públicas para que no sean los mismos agentes económicos o las mismas autoridades las que estén estorbando a que los mercados funcionen eficientemente”.

Manifestó que en todos esos aspectos se ha quitado énfasis por estar cubriendo aspectos regulatorios, que son muy importantes, pero con los avances en los últimos años, con el marco regulatorio, “es hora de voltear a la parte de competencia, usar más intensivamente las herramientas que tenemos. Somos como una pinza, hemos estado usando una parte, pero no podemos apretar si no sueltas la otra”.

Sobre su paso por el IFT, reflexionó y dijo: “Tengo saldo positivo. Me tocó y es un privilegio haber estado en el nacimiento del instituto, de crear bases para el desarrollo futuro del regulador”.

¿Qué viene después del IFT?

Aún no lo tengo claro. Siempre estoy involucrada en muchas actividades. De manera natural podría regresar a la consultoría.

Aunque no descarta participar en la Iniciativa Privada, se sabe consciente de las limitaciones inmediatas de la ley de responsabilidades.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image