El Super Bowl y los números

0

La final del Super Bowl del pasado domingo en Houston entre los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones de Atlanta generó uno de los cinco ratings más altos en la historia del campeonato en Estados Unidos. La audiencia promedio durante la final televisada fue de 111.3 millones de personas, ligeramente por debajo de la transmisión del 2016.

La transmisión por FOX generó un rating de 45.3% de los hogares y 70% de los hogares vieron el Super Bowl a través de esa cadena. Otro dato interesante de la cadena FOX es que al sumar FOX Sports, FOX Deportes y su streaming, la audiencia total de espectadores fue de 172 millones.

Los ratings llegaron a su límite superior cuando el partido llegó a tiempos extras por primera vez en la historia del Super Bowl. En cuanto al show de medio tiempo, el espectáculo de Lady Gaga no alcanzó la audiencia que tuvo Katy Perry hace dos años, pero sí supero la audiencia del partido con un promedio de 117.5 millones de personas. Esta es la cuarta vez que este fenómeno sucede de manera consecutiva.

Otro programa interesante relacionado con el Super Bowl, los ratings y la política es la entrevista
que la televisora hace al presidente de Estados 
Unidos antes de la transmisión del partido. En este campo Trump no podrá salir a pelear sobre el tema, ya que, de acuerdo con datos de Nielsen, dicha entrevista tuvo una menor audiencia de las que su 
predecesor Obama tuvo en años anteriores.

La entrevista a Trump que le hizo Bill O’ Reilly en el segmento The O’ Reilly Factor tuvo una audiencia de 12.2 millones. Según datos de la misma casa medidora, en el 2016 la entrevista que O’ Reilly hizo a Obama tuvo una audiencia de 14.9 millones, en el 2015 fue de 16.4 millones y en el 2014 de 18 millones. Fue precisamente en esta entrevista con O’ Reilly donde Trump comentó que el presidente Peña Nieto debe definirse con respecto a su postura ante la ayuda que el gobierno de Estados Unidos ha ofrecido para combatir el narco o no. Por cierto, muy interesante la manera mucho más moderada y cautelosa como Trump se refiere a Peña Nieto y también cómo
prefiere deslindarse de una respuesta y contesta que el presidente de México es quien debe contestar esa pregunta.

Estas entrevistas son en parte el resultado de la cadena televisora dueña de los derechos del Super Bowl por seguir manteniendo niveles de rating altos y poder seguir ofreciendo espacios publicitarios en un entorno en el que la televisión ya no es el único medio ni la sola alternativa para publicitar. Destaca
también que el costo de un spot publicitario en las transmisiones del campeonato se cotiza alrededor de los 5 millones de dólares.

En los últimos años el Super Bowl en México también ha sido un fenómeno en ascenso en cuanto
a audiencia y números se refiere. Según datos de 
Televisa, la audiencia del Super Bowl aumentó 9% comparado con el 2016. Según la televisora, el 
Canal 5 obtuvo 47% de la audiencia y el tiempo de permanencia en el evento aumentó en 9% comparado con el 2016.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image