El ingenioso WeChat aventaja a las compañías tradicionales de telecomunicaciones

0

El éxito de las aplicaciones de internet para teléfonos móviles comprime aún más los márgenes de ganancias de los operadores tradicionales de telecomunicaciones, que se evidencian preocupados ante la reducción de sus ingresos. La plataforma y red social WeChat se ha adueñado del sector en China, convirtiéndose en la opción preferida de los chinos para hacer llamadas, afirma un informe recientemente publicado por Tencent.

Los 768 millones de usuarios de WeChat, la red social más activa de China donde interactúa el doble de la población total de los Estados Unidos, realizaron este año más de 100 millones de llamadas de voz y vídeo a través de la aplicación. Con el advenimiento de las rápidas redes 4G y las conexiones inalámbricas, la cifra de llamadas fue 1,8 veces mayor que las efectuadas en el 2015. Los típicos usuarios activos, jóvenes entre 20 y 30 años, utilizaron un promedio de 65 minutos mensuales en llamadas WeChat.

Este desarrollo impacta negativamente en los márgenes de ganancia que reciben los operadores de telecomunicaciones, preocupados por el constante mellado en el filo de sus ingresos procedentes de dicha actividad y servicios, indicó el informe.

China Mobile, la empresa de telecomunicaciones más grande del país, respecto al 2015 experimentó una caída del 16,5 por ciento de sus ingresos por el servicio de llamada de voz. El informe de Tencent precisa que sus típicos usuarios utilizan WeChat unos 90 minutos promedio cada día.

También el típico usuario de Wechat envía 74 mensajes diarios, lo que representa un 67 por ciento mayor que el pasado año, en contraste con un porcentaje de doble dígito en la caída de los ingresos de servicio de mensajes cortos (sms) que ofrece China Mobile.

Dentro de la aplicación de Wechat han confluido funciones de redes sociales, acceso a un gran abanico de servicios desde gastronómicos hasta solicitud de taxis y facilidades de pago estilo PayPal. Esta arquitectura holística ha logrando que Wechat sea la herramienta amiga de la creciente clase media china.

Las nuevas características de anuncios y monedero digital también ayudan a Tencent a capitalizar nuevas áreas de influencia, enfatizó el estudio.

Los típicos usuarios de Wechat gastan 580 remimbi mensuales (83,4 dólares) en “sobres rojos” (regalos en metálico). Estas facilidades buscan cultivar hábitos de uso y fidelidad a Wechat, consolidándolo como un canal de pago y puerta de entrada a otras posibilidades de servicios, facilidades y negocios que en el futuro también se esperan capitalizar.

La investigación de Tencent también evidenció que las personas de 55 años o más, se han convertido en los mayores beneficiarios de la aplicación Wechat. Muchos de ellos saltaron desde la era pre-web directamente al internet móvil, omitiendo el uso del ordenador personal. Mensualmente, los maduros y ancianos chinos que utilizan Wechat pasan 17 minutos más en los chats de audio y vídeo que sus compañeros más jóvenes, a los que también superaron en WeChat Deportes, una función de seguimiento de la ejercitación física que permite cifrar y compartir el número de pasos que los usuarios realizan cada día.

WeChat va determinando el estilo de vida y relacionamiento de China. La mitad de los 768 millones de usuarios revisan la aplicación más de 10 veces al día, subrayó Li Chunyan, fundador de la consultora Feida.

Zhang Xiaolong, creador de WeChat, confiesa que la aplicación revoluciona la industria de las aplicaciones mediante la introducción de “mini-aplicaciones”, que son a su vez aplicaciones pero que no requieren instalación previa.

“De esta manera aumentará la facilidad de uso y la fiabilidad de la aplicación, sin que resulte inconveniente en términos de espacio de almacenamiento y sea una molestia para el usuario”, detalló Zhang durante un reciente evento de desarrolladores celebrado en Guangzhou.

Las mini aplicaciones del futuro no estarán dentro de WeChat. Lo más probable es que se acceda a ellas a través de análisis de respuesta rápida o códigos QR.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image