El futuro de la radio

0
Alberto Aguirre M. | El Economista | 25 de Agosto 2015

Holbox es una pequeña isla con una fascinante riqueza natural. En sus playas de arena blanca, diariamente fondea una veintena de lanchas y embarcaciones privadas, además de dos transbordadores.

En este poblado de pescadores, perteneciente al municipio de Lázaro Cárdenas, incluso funciona una improvisada pista para aerotaxis. Pero nunca había funcionado una radiodifusora… aunque esa paradoja de la globalización pronto quedará superada. Y es que el Instituto Federal de Telecomunicaciones permitiría la apertura de dos estaciones de amplitud modulada.

Y vaya que hay más de dos empresarios interesados. La lista de localidades donde serán licitadas frecuencias comprende un centenar de los puntos turísticos más visitados de la República Mexicana.

¿La llegada de la radio a Holbox y otros puntos de la Riviera Maya podría traducirse en la consolidación de una red de estaciones que ayude a perpetuar la lengua y las tradiciones de los pobladores originarios? La inminente asignación de nuevas frecuencias para AM y FM serviría para exorcizar uno de los fantasmas que más afectan a los empresarios del medio: una invasión de frecuencias extranjeras. En la zona norte, de estaciones de Estados Unidos; en el sureste, de Guatemala y otros países centroamericanos, y en el Golfo de México, de Cuba.

La entrada de nuevos competidores al mercado de la radiodifusión, lamentablemente, no necesariamente proveerá una mejor cobertura o la inclusión de contenidos nacionales, regionales y locales; tampoco garantizará la prestación del servicio público de radio en las zonas alejadas de los grandes centros urbanos.

Un día antes de que concluyera el 2014, el Instituto Federal de Telecomunicaciones convocó a la licitación de las nuevas estaciones radiofónicas, aunque el pasado 6 de abril, en el Diario Oficial de la Federación quedaron registradas modificaciones a la propuesta original para uso comercial, que fijaron 191 canales de FM, en 108 ciudades de la República Mexicana, y 66 de AM, en 46 centros poblacionales.

El proceso inició el pasado 1 de julio, con el cierre del periodo para incluir nuevas localidades. La publicación del Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencia para el 2016 es inminente (el plazo expira el 25 de septiembre, aunque se podrán solicitar inclusiones hasta el último día del 2015).

El consenso ente los representantes de la industria y los expertos consultados es que la autoridad reguladora desahogará las subastas, a más tardar en octubre próximo. El título que se obtendrá es el de concesión única, por 20 años, prorrogable por plazos iguales.

Más de 2,000 participantes podrían inscribirse, atraídos por la posibilidad de ofrecer servicios diversos al radio, como la televisión por cable. En el camino, las autoridades federales deberán dilucidar el futuro de la radio AM en México. Y es que en apego a los términos del acuerdo de la SCT del 15 de septiembre del 2008, las estaciones de radio AM que cambiaron su frecuencia a FM deben devolver a la autoridad la frecuencia de AM, salvo que se encuentren en poblaciones que no recibirán señal de FM.

En este supuesto, tanto AM como FM deberán continuar transmitiendo en forma simultánea el mismo contenido en ambas frecuencias, por el tiempo que determine el IFT en cada caso. En muchos de los casos, el hecho de devolver la AM provocará que núcleos de población, principalmente adultos mayores de escasos recursos, dejen de recibir los contenidos de las estaciones de radio comerciales y culturales que han escuchado toda su vida.

El Valor Mínimo de Referencia (VMR) lo definirá el IFT, considerando tanto la opinión que emita la SHCP como los utilizados en procesos previos, como el de las prórrogas a concesiones y el cambio de AM a FM del 2010 y el 2011. El monto definido deberá igualarse o superarse en la oferta económica. Se exigirá “garantía de seriedad”, es decir, una carta de crédito a favor del IFT que deberá mantenerse vigente mientras dure el proceso. En el caso de la licitación de las cadenas nacionales de televisión, la mitad del VMR fue la garantía exigida.

La oferta económica de ninguna manera será determinante para la adjudicación, aunque se presentará en sobre cerrado en la subasta. Por tanto, se ponderarán otros factores como: evitar concentración, por lo que la Unidad de Competencia Económica del IFT analizará y dictaminará la propuesta. Para continuar con el proceso deberá obtenerse opinión favorable.

Los concesionarios afiliados a Radio Independiente de México han acumulado una década de trabajo en defensa de las 303 estaciones que operan en 30 entidades de la República Mexicana, que cubren una población potencial de 47 millones de mexicanos.

Su consejo directivo ahora pugna por evitar el apagón de la amplitud modulada, pues su extinción —en parte, por la recuperación del espectro radioeléctrico, pero principalmente por la irrupción de la radio satelital y el streaming— derivaría en afectaciones a la soberanía, la seguridad nacional, la protección civil y sobre todo, la función social cohesionadora de la radio en comunidades rurales y centros urbanos.

Y es que el IFT había determinado que 58 frecuencias de AM mantuvieran su operación, al establecer como criterio fundamental el que con una sola frecuencia que sea recibida en un núcleo de población, se tiene por cubierto el servicio de radiodifusión; aunque el punto sexto del acuerdo secretarial del 15 de septiembre del 2008 estipula que para determinar qué estaciones de AM deben continuar en operación, debe considerarse estación por estación y el servicio que da a cada grupo de población de zonas alejadas.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image