El 57% de asaltos a transeúntes es por el celular; mercado de 400 mdp

0

Adrián Arias | La Crónica | 31 de Agosto de 2015

El robo de celulares en México se mantiene como uno de los principales motivos de asaltos a transeúntes y genera más de 400 millones de pesos anuales en ganancias para el mercado negro al año, pero sus alcances no quedan allí, pues algunos celulares llegan hasta lugares lejanos como el continente africano en donde no pueden cancelarse a través de la clave IMEI y en donde también se desarman para venderlos por piezas. Tan solo en 2014 se cancelaron 442 mil celulares que fueron robados o extraviados en el país, señalan expertos consultados por Crónica.

Son las 12 del día y el calor se combina con el estruendo de los cientos de comercios ambulantes de la calle de Aztecas, en el corazón del Barrio Bravo de Tepito. En un puesto improvisado ubicado en una esquina se encuentra un vendedor que ofrece celulares sobre una mesa, sin cajas y sin cargadores. La gente que lo conoce se acerca a él y le llaman “El Poncho” quien, vestido con playera sin mangas, jeans y en su brazo el tatuaje de la Santa Muerte, presume sobre los “nuevos” modelos que le trajeron.

Cuando le pregunto por qué los celulares no tienen caja, me responde retador “así me los deja mi proveedor y qué ¿eres policía o qué?”. Los celulares van desde los 50 pesos para un modelo Nokia 8310 que hoy está descontinuado, hasta un Samsung Galaxy 4 con marcas de uso y que en su momento costaba hasta 8 mil pesos, pero en ese puesto se ofertaba a mil 300 pesos. Al menos 20 celulares de modelos variados estaban en oferta en ese puesto. Un hombre de aspecto humilde compra un aparato de gama baja por 200 pesos luego de regatear por unos minutos con “El Poncho” y se va. Todos saben que son robados, pero nadie se atreve a preguntar sobre su procedencia.

El robo de celulares sigue siendo un negocio jugoso para el mercado negro y se mantiene como el principal motivo de los asaltos a los transeúntes: “Se considera que el teléfono móvil es el artículo más robado en el país, ya que de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Victimización del INEGI, el 57 por ciento de los más de 9 millones de robos a transeúntes en 2013 fueron sólo para quitarnos el celular”, señala un reporte del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal (CCSPPJDF).

Desde 2011, el Consejo firmó un acuerdo con Telcel, Iusacell, Unefón, Movistar y Nextel para cancelar los celulares robados a través de la clave IMEI. Así, en 2014 las telefónicas reportaron un total de 442 mil celulares cancelados. En 2013 fueron 341 mil y en 2012 fueron 156 mil cancelaciones. Si se comparan las cifras, se observa un aumento de 30 por ciento tan solo en el último año, pero estas cifras no necesariamente son comparables porque en 2013 y 2012 no existía la obligación legal de cancelar los aparatos robados, explica Luis Wertman Zaslaw, presidente del CCSPPJDF. Así que las estadísticas de años anteriores son poco confiables y sólo se podrán comparar a partir del año 2014 en adelante.

“En términos generales el robo de celulares se está comportando exactamente igual en los últimos años”, detalla Wertman. Aclara que las estadísticas reportadas por las telefónicas sólo representan una aproximación a la magnitud de este delito, pues no todos los robos se denuncian: “Los usuarios de prepago, es decir los que hacen recargas de saldo, no tienen tantos incentivos para denunciar y pedir la cancelación del aparato, a diferencia de los de pospago, quienes piden la cancelación para evitar seguir pagando por un servicio que ya no usan”, detalló el titular del Consejo.

De acuerdo con datos de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, el promedio diario de averiguaciones previas que se realizan por el robo de celulares asciende a cerca de 10 casos. Por otro lado, el director de tecnología de GSMA para América Latina, José Antonio Aranda, ha señalado que en México se roba un celular cada cuatro segundos.

Negocio millonario. Los celulares en el mercado negro varían en precios, pero en promedio se estima que una persona podría pagar hasta mil pesos por un aparato de gama media: “Si tomamos en cuenta que en 2014 se cancelaron 442 mil aparatos y lo promediamos cada uno a mil pesos, entonces el mercado negro generara 442 millones de pesos”, dijo Zaslaw. Esta cifra resulta un cálculo conservador, pues no todos los delitos se denuncian.

Celulares traspasan fronteras. Desde hace 4 años México se sumó a la lista de 44 países que combaten el robo de celulares a través de la clave IMEI, que se obtiene presionando las teclas *#06# en cualquier celular para obtener una serie de números que los usuarios deben conservar para pedir a su telefónica la cancelación del celular en caso de robo o extravío, de acuerdo con información de la asociación internacional GSMA.

Sin embargo, hay naciones en donde no se aplica la cancelación de las terminales y muchos aparatos robados terminan en regiones apartadas del mundo: “Las bandas internacionales que roban celulares sacan el celular y lo mandan a Asia o África donde no opera la cancelación por IMEI”, señaló José Otero, director de la asociación internacional de telecomunicaciones 4G Américas.

El negocio de celulares robados a nivel internacional también ha creado un nicho de compra y venta de piezas para reparación, es decir, los celulares que traspasan las fronteras en ciertos casos se desensamblan para vender sus piezas, de acuerdo con Otero.

Opciones contra el delito. Además del IMEI existen otras opciones para combatir el robo del celular, como las aplicaciones que permiten rastrear los aparatos vía GPS, entre las cuales destacan Find my iPhone, Wheres my Droid, Prey, o Lookout. Ellas permiten localizar el celular desde otro dispositivo e incluso algunas dan la opción de controlarlo vía remota para sacar fotos y bloquear el equipo. Estas herramientas pueden servir para aportar pruebas en una denuncia judicial y encontrar al asaltante. Por otro lado, se aconseja a las personas no mostrar el celular en la calle y utilizar el “manos libres” para evitar ser asaltados. Además, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) cuenta con una herramienta en su página de internet para verificar si el celular que vas a comprar tiene un reporte de robo o extravío, mediante la clave IMEI.

¿Qué hacer?

En caso de Robo:
a).Rastrear los aparatos vía GPS en las aplicaciones Find my iPhone, Wheres my Droid, Prey, o Lookout.
b). Reportarlo al operador con el número IMEI. Pedir cancelación.
c). Denuncia al Ministerio Público.
Comprar un teléfono celular usado:
a) En el portal de Ifetel revisar, a través del IMEI si aparece en la lista de dispositivo robados o extraviados.
Recomendaciones:
a) Como identificar el IMEI: Teclear *#60#.
b). Guardar el número IMEI en sitio independiente al dispositivo móvil.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image