Con el apagón ¿qué cosa sucede..?

0

Alicia Salgado | Dinero en Imagen | 23 de Octubre 2015

Más que echarle la culpa a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), que encabeza Gerardo Ruiz Esparza, o al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que preside Gabriel Contreras, por cumplir el mandato constitucional y legal que le dio el Poder Legislativo entre 2013 y 2014 para que el 31 de diciembre se realice el apagón analógico de televisores en México, la realidad es que hubo quien no realizó las inversiones necesarias para transitar sus equipos a digitales.

Por eso, tal vez en la Junta de Coordinación Política, que encabeza el senador Emilio Gamboa, conocedor del sector, y el presidente del Senado, Miguel Barbosa, debieran revisar el fondo, no la forma, de lo que está sucediendo.

En parte la Comisión de Comunicaciones, que encabeza el panista Javier Lozano, y en la de Radio, Televisión y Cine, que lleva mi estimado perredista Zoé Robledo, son las que pudieran eliminar la politiquería para poner un remedio al retraso de inversión que les he señalado.

La SCT tiene el mandato de entregar diez millones de televisores y llevan 6.3 millones entregados, y a un promedio de entrega de 45 mil televisores diarios, no dude que cubrirán el padrón de Sedesol que ahora supervisa José Antonio Meade, mas cuando México ha sido el único país del mundo en transitar con un programa social que apoya a los hogares de menores ingresos.

La realidad es que, desde el momento en que se anunció la TDT, 503 señales de televisión abierta se encuentran en operación digital y eso da una cobertura poblacional del 86.3 por ciento.

Además, el 76% de la población puede recibir al menos cuatro señales digitales, si se considera la penetración del 56% de los hogares de televisión restringida.

La mayoría de las estaciones principales de televisión ya se encuentran en operación digital (vea el caso de Cadenatres, que transitará a digital el canal 28 con la programación de full HD que tiene Excélsior Televisión).

Sin embargo, aún faltan 33 estaciones permisionarias que deberán transitar a la TDT antes del 31 de diciembre y más de 300 estaciones complementarias que son concesionarias de estaciones comerciales que no se han digitalizado. Éste, ni siquiera las estaciones del Estado, es el meollo de toda la discusión.

Por eso, me parece pertinente, que siendo el Senado el responsable de revisar el cumplimiento de su propio mandato, determine lo conducente, porque así tuviéramos el 100% de los hogares cubiertos con receptores digitales, no serviría de nada si el transmisor sigue siendo analógico.

El mandato legislativo debiera cubrir justo la pata corta, y si para ello se van a echar una reforma constitucional que requiere las dos terceras partes de las Cámaras, más otro tanto de los Congresos estatales, y deciden mandar la transición hasta el fin del año que entra, en realidad estarán validando un incumplimiento privado en la transición, que además es básico para que el Agente Económico Preponderante en Televisión Abierta facilite la compartición de infraestructura en condiciones de precio y calidad adecuadas, para que sobre esa red opere con eficiencia la tercera cadena autorizada como televisión abierta digital y la que está en el calendario del IFT para licitarse el año que entra y, por último, para que se entregue el dividendo digital de la banda de 700 Mhz para la red mayorista.

La decisión de cumplir el mandato que ellos mismos dieron está en los legisladores del Senado, ¿que no?

DE FONDOS A FONDO

Los tiempos se cumplen y los acuerdos también. Guillermo Ortiz Martínez se comprometió en acompañar la consolidación administrativa de la gestión encabezada por Carlos Hank González en la presidencia del Consejo en Grupo Financiero Banorte y en la dirección general por Marcos Ramírez, y terminado el tercer trimestre ha dado las gracias en el mismo consejo que presidió durante tres años en los que se triplicó el valor del grupo financiero.

Ayer también, BTG Pactual (Parthership), que preside André Esteves, comunicó su integración como accionista y consejero del banco de inversión más global de América Latina, con sede en Brasil, pero con operaciones en todos los países de la Alianza del Pacífico, Nueva York, Londres, Singapur y Shangái.

Javier Artigas, quien arrancó BTG Pactual en México hace 2.5 años, continúa como CEO, pero con el back up y el segniority que ofrece un personaje del sistema financiero mexicano y global como Guillermo Ortiz y, por lo mismo, la apuesta que le hice hace unos días de que estarían pronto entre los primeros 10, la estrecho a los primeros cinco casa bolseros del país.

Por cierto, Grupo Financiero Banorte impresiona, pues hasta ahora es el único que no ha incumplido con la guía de utilidades (más de 12 mil millones acumulados en tres trimestres) comprometida con los fondos de inversión y accionistas presentes en la asamblea en la que ratificaron a Hank González como presidente del grupo.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image