Blim supera a Claro video

0

El fuerte posicionamiento de Netflix y en menor medida de Claro video en el negocio de contenidos bajo demanda levantó muchas dudas sobre el éxito y viabilidad de Blim, plataforma lanzada en febrero pasado por Grupo Televisa.

Sin embargo, a menos de un año de su entrada al mercado, la plataforma se posicionó en el segundo lugar de preferencia en los consumidores, al desplazar a Claro video, propiedad de Carlos Slim.

De acuerdo con datos de la empresa de consultoría The Competitive Intelligence Unit (CIU), al tercer trimestre de este año, blim contaba con el 17.5 por ciento del total de los clientes de las plataformas OTT en México, por encima del 9.3 por ciento que registró Claro video, ambos detrás de Netflix, quien sigue siendo ‘el rey’ en la oferta de contenidos a través de estos sistemas con el 70.1 por ciento y un total de 4.43 millones de suscriptores.

Efrén Páez, analista de Mediatelecom, Policy & Law, comentó que el contenido es lo que más atrae a los usuarios, sumado a otros factores como precio y calidad, principalmente.

En el caso de blim, (su avance) revela cuál es el contenido que atrae a los usuarios. Por eso, el interés de la firma de haber empezado con contenido propio y ya conocido, un contenido más específico para los usuarios a quien iba dirigido

Grupo Televisa aprovecha todo el acervo de contenido, fue uno de los elementos para que se posicionara de una manera tan rápida”, explicó en entrevista.

El experto agregó que los servicios de banda ancha que brinda Televisa, además del empaquetamiento de Blim e Izzi, le han permitido tener un mejor posicionamiento en los servicios de los OTTs.

“Los clientes ven la adopción de los servicios de streaming como un complemento a partir de una tarifa extra que no es tan elevada. Incluso, llegando a mercados en los que algunos usuarios sólo con acceso a internet podrían elegir una plataforma OTT como la de blim”, agregó Páez.

21.9%
crecieron los ingresos de las Over The Top entre 2012 y 2016.

La tarifa mensual de Blim es de 109 pesos frente a los 69 pesos que cuesta el servicio de Claro video al mes. Incluso, esta última se ofrece gratis para los clientes de Infinitum de Telmex y Telcel (marca propiedad de América Móvil) bajo algunas condiciones.

Pese a ello, Claro video no ha generado el número de producciones originales ni cuenta con el marketing, lo que explica su rezago.

Desde 2012, año de su lanzamiento, Claro video ha mantenido la misma tarifa aunque en los últimos meses ha sumado ofertas para sus clientes de telefonía móvil de divisiones como Claro Música y Claro Sync, un sistema para guardar archivos en la nube.

El resto de las plataformas de OTT que operan en el mercado mexicano están muy por debajo de la participación que tienen Netflix, blim y Claro video.

De acuerdo con datos de The CIU, operadores como MUBI apenas alcanzan apenas el 1 por ciento del mercado, mientras que Fox Play tiene el 0.7 por ciento, al igual que HBO GO y YouTube Red.

Los datos de la consultora que dirige Ernesto Piedras revelan que en la República Mexicana 6.2 millones de hogares tienen acceso al contenido de las OTT.

De los mencionados, el 18.8 por ciento ve programación únicamente a través de dichas plataformas de entretenimiento.

Abel Hibert, excomisionado de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), indicó que blim tiene la ventaja de pertenecer a Televisa y que su programación es atractiva para algunos sectores de la población.

“Eso les ha permitido penetrar en ese mercado, muchos de sus clientes aprecian el contenido viejo, además del soporte de publicidad y la fortaleza que le da ofrecer otros servicios, a diferencia de Claro video, que no tiene las ventajas que posee Netflix y Claro video”, puntualizó.

138%
aumentó el número de clientes de OTT en los últimos 4 años.

Al cierre del tercer trimestre de 2016, los ingresos de las plataformas de OTT en México sumaron 2 mil 408 millones de pesos.

Ese monto equivale al 10.4 por ciento de la facturación total del mercado de audio y video en conjunto.

Por su parte, la televisión restringida vía cable y por satélite participaron con el 60 y 29.6 por ciento, respectivamente.

Cálculos de The CIU proyectan que al finalizar el presente año las ventas del negocio de audio y video asociados alcanzarán los 87 mil 778 millones de pesos.

Cabe destacar que tanto en ingresos como en participación de mercado, las OTTs han registrado un mayor dinamismo frente a los segmentos de televisión de paga por cable y satelital.

De 2012 a 2016 observaron un crecimiento de 138 por ciento en número de suscriptores.

La cifra está muy por encima del 20.1 por ciento de la división de ‘Cable y otros’ y del 17.4 por ciento del segmento satelital en los últimos cuatro años.

En cuanto a los ingresos, las OTTs crecieron en el mismo lapso comparativo cerca de 70 por ciento frente al 21.9 por ciento del segmento de ‘cable y otros’ y del 18.5 por ciento que observó la división de TV vía satélite.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image