Bandas de 600 y de 3.4 GHz saldrían juntas al mercado a fines de 2020: IFT

0

El regulador mexicano armaría una licitación simultánea para poner a disposición de la industria 70 MHz de frecuencias de la banda de 600 MHz y otro paquete de 150 MHz de señales de la banda de 3.4 GHz para la creación de servicios de 5G.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones ha comenzado el diseño de un plan de reordenamiento para el espectro de los 3.4 Gigahercios y analiza también la posibilidad de sacarlo al mercado para finales del año 2020 en conjunto con la banda de los 600 MHz.

De esta manera, el regulador mexicano armaría un nuevo proceso licitatorio simultáneo para poner a disposición de la industria 70 MHz de frecuencias de la banda de 600 MHz y otro paquete de 150 MHz de señales de la banda de 3.4 GHz para la configuración de próximos servicios de 5G, en principio para productos inalámbricos fijos.

El proceso arrancaría un año y medio después de finalizada la licitación de espectro IFT-7 con la que el regulador puso en subasta 120 MHz de frecuencias nacionales de la banda de 2.5 GHz con las que ahora AT&T y Movistar pueden desarrollar ofertas con tecnología 4.5G al igual que Telcel. El concurso también ocurriría un año antes de lo previsto originalmente por el IFT y en tanto se reordenan las señales de 3.4 GHz y se conocen estándares internacionales definitivos de 5G.

A la par, dijo Alejandro Navarrete, director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, se intentará que en la banda de los 3.4 GHz se logre una coexistencia sana para la prestación de servicios satelitales y “terrenales”, despejando así a ese espectro de potenciales conflictos que ha enfrentado a la industria en otros mercados por este tipo de desencuentros de para qué deben explotarse a futuro esas señales.

La idea del regulador, platicó Navarrete, está en crear una política de explotación eficiente para esas frecuencias y que también alcanzará a los actuales tenedores de otros 150 MHz que componen la banda de 3.4 en servicios terrenos: AT&T, Axtel y Telmex, cada uno con 50 MHz de ancho de banda en sus manos y en bloques de 25 más 25 MHz.

“Es una alternativa que puede haber un proceso simultáneo, es una posibilidad de que se pueda poner la banda de los 600 MHz y los 150 MHz de la 3.4 GHz juntas (…) Hay que estar conscientes también que aún no se termina de estandarizar la 5G, que el propio 3GPP, la entidad encargada de estandarizar ello, tiene previsto que queden listos todos los estándares en la segunda mitad de 2019, a pesar de que muchos países y empresas parece que tienen mucha prisa por explotarla, aunque será hasta un par de años después, porque el ecosistema de 5G no está del todo listo”, platicó Alejandro Navarrete.

La banda de los 3.4 GHz en México va de los 3.3 a los 4.2 Gigahercios y en otros mercados se le identifica como de “3.3 GHz” o de “3.5 GHz”.

A la fecha, el regulador ya tiene definido que al menos 300 Megahertz de ese espectro se explotarán en servicios de 5G, los 150 que ya poseen AT&T, Axtel y Telmex, si es de su interés retenerlos, más los operadores que manifiesten interés por el resto de las frecuencias.

“Nosotros estamos en una posición privilegiada con esta banda, porque en Estados Unidos está siendo usada para servicios gubernamentales como radares, seguridad pública… En Europa se está planeando para 5G y esos desarrollos los podríamos aprovechar para desarrollar esta banda que va de los 3.3 a los 4.2 GHz (…) Nos permitiría hacer un uso complemente igual, porque está siendo estandarizada y se desarrollan economías de escala que ya empiezan a estar disponibles en esa banda para servicios de acceso inalámbrico fijo. Todavía no hay desarrollos para aplicaciones móviles, pero fijo como un Internet al hogar sin cable, sí”.

En cuanto a la coexistencia del satélite con los servicios sobre el terreno, el director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT añadió: “la política y la estrategia es hacer un uso más eficiente de este espectro, eso quiere decir que se requiere hacer estudios de compatibilidad y en dado caso, poner restricciones a algún servicio para que se proteja al otro, pero con la idea siempre de que se tomen todas las consideraciones para que técnicamente sí puedan coexistir los dos servicios, ‘el terrenal’ y el satelital. Nosotros queremos utilizar las bandas para 5G y por eso tenemos que ver las condiciones de coexistencia con la parte satelital”.

En distintas regiones del mundo la banda de los 3.4 GHz ha sido licitada o es tema de coyuntura en la industria de telecomunicaciones. En Reino Unido, por ejemplo, el regulador colocó 190 MHz de esas frecuencias y recaudó 1,355 millones de libras esterlinas, esto por un tema que se apega más al desempeño de mercado británico de telecomunicaciones, como explica Telconomia en este informe.

Por su parte, España el gobierno recaudó 437.6 millones de euros, desde 100 millones como meta original. En Chile, un caso polémico,  el gobierno vive un impasse con la industria por el futuro de la banda de 3.5 GHz.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image