AT&T examina OPI para desinversión en DirecTV

0

2018-02-08

La compañía estadounidense se encuentra revisando su cartera para encontrar formas que ayuden a reducir su deuda, la cual aumentará si concreta la compra de Time Warner.

AT&T Inc, dueña del servicio de televisión satelital DirecTV, dijo que estaba analizando una oferta pública inicial por su participación minoritaria en DirecTV Latinoamérica en el primer semestre del 2018.

El segundo proveedor más grande de servicios de telefonía móvil de Estados Unidos presentó confidencialmente una declaración de registro con los reguladores estadounidenses.

AT&T ha estado revisando su cartera para encontrar formas de ayudar a reducir su deuda, que aumentará a alrededor de 180,000 millones de dólares una vez que se cierre su adquisición de Time Warner por 85,400 millones de dólares.

“Esperábamos que AT&T la vendería (participación de DirecTV América Latina) en lugar de hacer una oferta pública, esto podría significar que no pudieron encontrar un comprador”, consideró el analista de MoffettNathanson, Craig Moffett.

Los proveedores de servicios de cable han enfrentado duros desafíos, pues las personas se están moviendo hacia los servicios de transmisión de video bajo demanda como Netflix y Amazon Prime.

El negocio de América Latina (AL), excluyendo a México, ha sido el mejor candidato de AT&T para desinvertir, ya que la región es en gran medida no estratégica y “no encajó muy bien con ninguna de sus otras iniciativas significativas”, puntualizó Moffett.

AT&T reportó cerca de 13.6 millones de conexiones de video para América Latina hasta el 31 de diciembre del 2017, una adición de 1.1 millones respecto al año anterior.

LA HISTORIA

Fue a mediados del 2015 cuando AT&T confirmó la compra de DirecTV por 48,500 millones de dólares que pagó 30% en efectivo y 70% restante en acciones de AT&T.

La fusión permitió a AT&T convertirse en un operador con diferentes oportunidades de empaquetamiento de servicios.

La combinación de los servicios de banda ancha e inalámbricos de DirecTV junto con el servicio nacional de TV vía satelital de DirecTV derivó en un gigante de los servicios de conexión a Internet, entretenimiento y comunicación.

En septiembre del año pasado, se anunció que AT&T buscaba desprenderse de sus operaciones en la región. De acuerdo con Reuters, la compañía esperaba concretar la venta de sus operaciones en América Latina con el objetivo de captar unos 8,000 millones de dólares.

AT&T nunca tuvo planes de expandirse regionalmente —al menos, no más allá de Norteamérica— y el foco en los últimos años estuvo puesto en México, en donde conservará la operación de Sky, cuya participación accionaria comparte con Televisa. En ese país, el operador ha desplegado servicios móviles y mantiene un ritmo constante de crecimiento en accesos.

AT&T ha enfrentado obstáculos para la aprobación de la compra de Time Warner. En noviembre del año pasado, el Departamento de Justicia presentó una demanda para bloquear la adquisición, bajo el argumento que el acuerdo viola la ley antimonopolio porque AT&T probablemente “usaría su control de la popular programación de Time Warner como arma para afectar la competencia”.

El gobierno alega que el acuerdo “daría como resultado menos ofertas innovadoras y facturas más altas para las familias estadounidenses”. Si AT&T gana en la corte, podrá continuar con la adquisición. Algunos expertos creen que el caso podría resolverse en meses.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image