Argentina fabricará 8 satélites en los próximos 20 años

0
Stella Calloni | La Jornada | 2 de Octubre 2015

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, anunció pocas horas después del exitoso lanzamiento del satélite Arsat-1 al espacio, que envíó al Congreso un proyecto de ley para la fabricación de otros ocho satélites en los próximos 20 años, y destacó que el desarrollo de la industria satelital es una política de Estado.

Emocionada la mandataria explicó este proyecto de ley para el desarrollo de la industria satelital incluye la fabricación de nuevos satélites además de proteger las posiciones espaciales de Argentina, y desarrollar servicios satelitales para el proyecto nacional y para terceros que deseen entrar en esta política.

Destacó que no se trata de una política de coyuntura por parte de un gobierno, sino que es una política de Estado que en este caso es una inversión realizada por todos los argentinos.

Pero hay más, mediante este proyecto también se debatirá la aprobación del llamado Plan Geoestacionario Argentino 2015-2035, en un proyecto clave para el país, donde además figura la prohibición de la venta de recursos esenciales asociados a la tecnología sin autorización del Congreso Nacional.

Y en este caso también la presidenta anunció se transferirá a la empresa estatal Arsat la explotación de las frecuencias del espectro radioeléctrico destinadas a servicios de comunicaciones móviles con tecnología 4G que les fueron retiradas a la firma Arlink, debido a que la compañía del grupo argentino Vila-Manzano no cumplió con las obligaciones del pliego de adjudicación.

Esto ampliará la posibilidad de que la empresa estatal se asocie a firmas privadas y cooperativas para incrementar la oferta de telefonía móvil en el país.

Argentina ha despegado definitivamente, dijo Fernández de Kirchner en su mensaje al país y recordó lo que sucedía en el año 2003, cuando en mayo asumió el presidente Néstor Kirchner -fallecido en 2010- cuando el país, recién empezaba su recuperación de la crisis económica, política y social, más grande de la historia. Después de esos momentos tan duros nadie podía imaginar que en 2015 íbamos a estar lanzando el segundo satélite al espacio.

En 2005 el entonces presidente Kirchner decidió la construcción de un satélite para no perder las órbitas 72 y 81 Oeste, que nos había asignado la ONU (Organización de Naciones Unidas). Tomó la decisión de rescindir el contrato con Thales Spectrum, lo que nos motivó demandas en contra, pero por la privatización del espectro espacial estuvimos a punto de perderlas, destacó la mandataria.

Este segundo satélite geoestacionario de diseño, fabricación y operación argentina despegó el miércoles en el cohete Ariane 5 desde la base espacial de la Unión Europea en Kourou, Guayana Francesa.

Esto es analizado como una evidente consolidación del proyecto satelital nacional, un sector de avanzada en materia tecnológica y también lo que ha significado el trabajo de las empresas públicas Arsat e Invap .

Además consolida el desarrollo tecnológico, que fue una decisión del gobierno del presidente Kirchner continuado por el actual de Cristina Fernández, que debieron enfrentar miles de obstáculos y una fuerte presión de medios masivos del poder económico local, que ni siquiera divulgaron con seriedad el proyecto.

Más aún, la mayoría de los investigadores y de quienes trabajaron en los satélites son jóvenes y científicos recuperados por este gobierno, centenares de lo cuales regresaron al país, en una historia que ha resultado conmovedora en las últimas horas.

Quiero agradecer a los trabajadores del Invap y de Arsat. Argentina es un país confiable y que confía en sus socios. Tenemos una planificación satelital hecha hasta el año 2023 porque queremos protagonizar nuestro futuro, dijo el ministro de Planificación, Julio De Vido, apenas se confirmó el éxito del lanzamiento. Matías Bianchi, presidente de Arsat, recordó a Néstor Kirchner y a la presidenta “por haber tenido la decisión política de encarar el proyecto satelital y por luego haber sostenido esa intención… cuando terminemos de posicionar correctamente el Arsat-2 habremos cerrado un ciclo, porque Arsat nació para proteger las posiciones orbitales nacionales. Nuestra industria está consolidada y el mundo la reconoce, por eso recibimos el año pasado el premio revelación del sector. Es importante que los dos lanzamientos en menos de un año queden en las mentes de nuestros chicos, para demostrarnos que podemos hacer cosas impensadas en nuestro país”, añadió

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image