Ajit Pai

0

Con dotes de profeta, los comediantes Hugo Farrant y Giordano Nanni anticiparon hace casi tres años la nueva política de internet que desde el pasado lunes inició el gobierno de Estados Unidos.

En su canal de internet Juice Rap News, el dúo radicado en Australia publicó el 23 de mayo de 2014 un muy didáctico video humorístico en el que explican –a ritmo de hip hop– en qué consiste la neutralidad de la red y enumeran sus bondades personificando, entre otros, a Mark Zuckerberg y a un Tim Berners-Lee disfrazado de Willy Wonka.

El video –parodia de un típico noticiero televisivo– comienza con la voz en off del hoy expresidente Barack Obama argumentando en favor de un internet abierto que propicie el intercambio de información totalmente libre. Después, el falso Berners-Lee explica que, desde el principio de los tiempos, la arquitectura de la web estuvo basada en el principio de neutralidad de la red, que declara que todos los datos que circulen a través de ésta deben recibir el mismo tratamiento.

Esto significa que todo el contenido debe circular por la tubería cibernética a idéntica velocidad – trátese de eBay, Netflix, un video casero o pornografía–, sin que nadie tenga la facultad de bloquearlo, filtrarlo o ralentizarlo. Todas las voces deben ser tratadas con igualdad, así provengan de una gran empresa o de un solitario geek en su habitación. Y justo esta equidad es lo que hace de la red algo tan épico y “cool”.

“Internet une hasta a los dispares por una misma causa”, remata con tono triunfalista el dúo, mientras se dispone a dar por terminado el episodio. Pero, de pronto, entra en escena un elegante tipo vestido de traje y con una peluca rubia (que recuerda a la cabellera de ya-se-imaginarán-quién), director ejecutivo de una ficticia corporación de telecomunicaciones llamada “VeriCast” (obvia combinación de las firmas Verizon y Comcast), quien irrumpe para anunciar una nueva internet, opuesta a la enunciada por Berners-Lee.

Esta red futura se llamará “the apartnet” y consiste en separar al internet en dos vías: una autopista ultra veloz, reservada para los ricos que puedan pagarla, y un carril angosto de movimiento lento y desesperante para el resto de los usuarios.

Así, frente al principio de neutralidad de la red defendido por Berners-Lee, el representante de VeriCast opone el más antiguo y lucrativo principio de ganar mucho dinero. El conductor de Juice Rap News interviene para asegurar que este “apartnet” nunca contará con la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones estadunidense (FCC, por sus siglas en inglés).  Pero, ¡oh sorpresa!: el presidente de la FCC es nada menos que el mismísimo ejecutivo de VeriCast, quien ocupa ese puesto tras haber sido durante 20 años cabildero de la industria.

Como diría el clásico, cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia: un empresario de impostada cabellera rubia –como el personaje de la sátira de Juice Rap News– es ahora el presidente de Estados Unidos. Y el pasado lunes acaba de nombrar como máxima autoridad de la FCC al abogado Ajit Varadaraj Pai, un hijo de inmigrantes de la India que se graduó con honores en Harvard y que forma parte de la FCC desde hace casi un lustro. Aunque de 2001 a 2003 fungió como consultor jurídico de, ¡oh casualidad!, la empresa Verizon.

De militancia republicana, Pai es un férreo opositor a las reglas sobre neutralidad de la red que propuso Obama en 2014 y que fueron primero instrumentadas por la FCC y luego ratificadas por un tribunal que votó a favor de considerar al internet como un servicio público. De hecho, una de sus prioridades será desmantelar esta política, tal como anunció en una carta fechada el 19 de diciembre pasado.

Partidario de una mínima intervención estatal en la materia, Pai ya había dado muestras de su ideario en un texto titulado “Una agenda para el empoderamiento digital”, que dio a conocer el 13 de septiembre pasado en Cincinnati, Ohio, uno de los estados clave en el triunfo de su hoy jefe. De la misma forma como Donald Trump cautivó con su discurso proteccionista a obreros desempleados por la globalización, Pai abogó porque la economía de internet alcance a 34 millones de estadunidenses sin acceso a redes de banda ancha, sobre todo en el medio rural. Lo que no aclaró es a qué costo.

¿Podrá el ciberactivismo salvar el legado digital de Obama? Juice Rap News pronosticó que frente al “apartnet” sólo habrá apatía. Y es que no es lo mismo dar clics que salir a votar.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image