Afectados del no apagón

0

José Yuste | Dinero en Imagen | 23 de Octubre 2015

Grupo Imagen Multimedia tiene una estrategia de negocios con un objetivo muy claro: transmitir, a partir del próximo año, con la cadena nacional que ganó en la licitación del IFT. Como parte de la estrategia para crear la cadena nacional, con contenidos propios y una barra de noticias fuerte, esta misma semana, el Grupo Imagen Multimedia está consolidando el canal de Cadenatres, que iba más dedicado a programación metropolitana, a favor del canal Excélsior. En otras palabras, Excélsior podrá verse en televisión abierta. Toda la reestructura organizativa va diseñada para salir el próximo año con la cadena nacional. Pero ¿y si el apagón es hasta 2017?…

El costo es alto para Grupo Imagen Multimedia.

Imagínese aplazar todos los gastos de contenidos (que ya se están produciendo), las instalaciones de foros (que son caras), las obras de infraestructura de transmisión, la contratación de personal calificado. La inversión realizada en estos momentos, que asciende a más de cinco mil millones de pesos, se echaría a perder.

IMAGEN YA INVIRTIÓ 5 MIL MDP PARA SALIR EN 2016

Al desplazar el apagón analógico, se afectaría a un tercero.

Las reglas del juego para invertir en televisión habrían cambiado. Y Grupo Imagen Multimedia tendría, sin duda, una afectación en su inversión.

Recordemos. Grupo Imagen Multimedia, de Olegario Vázquez Aldir, fue el ganador de la licitación por las dos cadenas de televisión abierta. El otro competidor, Grupo Radio Centro, presidido por  a último hora, se desistió, decidió perder la garantía y mejor no participar en la apertura televisiva.

En cambio, Grupo Imagen Multimedia pagó 1,808 millones de pesos por las 128 frecuencias para crear la cadena nacional. A la fecha, ha invertido cerca de 3 mil 200 millones de pesos en reestructurar su grupo de medios (la consolidación de Cadenatres a favor de Excélsior) y en las instalaciones de Av. Universidad, en el sur de la Ciudad de México.

Y ahora resulta que desean cambiarle las reglas. Y eso no sólo tendría una afectación económica, ya que no sólo no saldría el próximo año, sino que, además, tiene todos los gastos andando en una inversión que iba a salir el próximo año: contenidos, contrataciones, instalaciones, etcétera.

Y RED COMPARTIDA, SE COMPLICA MÁS

El otro saldo negativo, sin duda, es el de la red compartida, la famosa red de redes. Es el modelo de la actual administración de Peña Nieto para ofrecer internet móvil más accesible en todo el país. Si la banda de 700 Mhz no está limpia, porque por ahí se siguen transmitiendo señales analógicas.

El proyecto lo trae la SCT, dirigida por Gerardo Ruiz Esparza, y en particular la subsecretaría de Comunicaciones, a cargo de Mónica Aspe. De hecho, los dos proyectos que quedarían postergados, el apagón analógico y la red compartida, están dentro de la órbita de la subsecretaría de Comunicaciones. De por sí la red compartida ya tenía un retraso considerable. La inversión se había bajado. Es un modelo para ofrecer internet popular que México estaría intentando mostrar al resto del mundo. Pero si el apagón analógico no se da, se tendría afectación en este proyecto.

RETO: CUBRIR 100% CON PANTALLAS

Como lo hemos comentado, el apagón analógico trae problemas. Hubo cerca de 10% de la población que se quedó sin pantallas digitales o decodificadores. De ahí la propuesta legislativa (propuesta por el senador panista Javier Lozano) de postergar el apagón. La propuesta legislativa es cambiar el artículo que menciona al 31 de diciembre del 2015 como el día del apagón analógico.

Si fuera por las televisoras privadas, Televisa ya señaló que está lista para el apagón analógico. Igual TV Azteca.

El gran reto es llevar pantallas digitales a toda la población de menores ingresos. En otras palabras, operar bien el apagón porque, como vemos, habría dos saldos negativos, el de Grupo Imagen Multimedia como tercero perjudicado, y la complicación del ya de por sí complicado proyecto de red compartida.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image