Lecciones de Chivas TV

0

Al empresario tapatío Jorge Vergara y a su equipo le tomó casi un año comprenderlo, pero en abril accedió que los juegos de su equipo de soccer volvieran a la pantalla chica, vía el canal TDN en México, Las Estrellas para Latinoamérica y Blim por internet. La aventura de Chivas TV deja lecciones no sólo para la empresa, sino para el sector de las telecomunicaciones y el contenido.

El contenido es rey… pero su trono es muy frágil

En teoría, los sistemas de almacenaje y cómputo de datos en la nube resuelven fácil el problema de la transmisión de video por internet. Sólo es cosa de contratar empresas especializadas en el almacenaje y distribución de contenidos; basta agregar algunos ingenieros, programadores de software, un par de apps y dejar que internet haga su magia.

La realidad es que la transmisión de video en línea es una sucesión de complejos engranes que van de los decodificadores que convierten la imagen en datos hasta los servidores por donde pasa la señal para llegar a los dispositivos de los suscriptores. Si una línea de código o un cálculo en la capacidad de datos requeridos falla, todo el sistema se viene abajo.

… y el sistema falló varias veces en los últimos meses al punto que socios de distribución de contenido como la cadena Cinépolis y Clarovideo tuvieron que disculparse el 18 de febrero luego de no poder transmitir el clásico América – Guadalajara a sus suscriptores. La soberbia de Chivas TV fue pensar que en un par de meses podría replicar la capacidad técnica que a otras empresas le ha tomado años construir.

La infraestructura importa.. y mucho

Cuando se habla de cómputo en la nube mucha gente piensa que la red es inmaterial y etérea. Sin embargo, internet requiere infraestructura física, y mucha, especialmente redes de fibra óptica que conectan las ciudades del país entre sí y llevan datos hasta el interior de las ciudades, hacia lo que se conoce como la última milla.

Numerosas ciudades medianas y pequeñas del país carecen de ancho de banda suficiente para transitar grandes cantidades de video. Pese a los esfuerzos de empresas que operan redes de fibra óptica interurbana y de los operadores de telecomunicaciones fijas para llevar toda la infraestructura posible hasta los hogares, la red de fibra óptica más extensa del país está en manos del operador preponderante en telecomunicaciones, quien ha impedido la compartición de esta y otras partes de su infraestructura, pese a que existe regulación por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que lo obliga a hacerlo.

Dentro de las ciudades pasa algo similar: debido a una regulación poco clara hay zonas en muchas ciudades del país, especialmente centros históricos, donde no pueden entrar nuevos competidores porque los postes para cableado eléctrico son viejos, apenas soportan un par de cables de datos, ¡y uno de ellos es del preponderante! No extraña que cuando miles de usuarios de internet se conectan simultáneamente a un servicio como ChivasTV, el servicio se desploma.

Tus fans no son una mina de oro

Hoy día el entretenimiento deportivo es una enorme fuente de ingresos, pero la idea de las Chivas de cobrar a sus fans más de 1,500 pesos anuales para acceder a los partidos de un sólo equipo era simplemente disparatada. Es cierto que fanáticos existirán dispuestos a pagar ese monto y mucho más, pero la estructura socioeconómica de nuestro país, la cantidad de personas con capacidad económica para pagar un servicio así es pequeña. La consultora en telecomunicaciones The CIU lo resume de manera sencilla en un análisis sobre el tema:

Según la Asociación Mexicana de Agencias de investigación (AMAI), 76.1% de la base de hogares pertenecen a niveles socioeconómicos medio-bajo y bajos (C-/D/E), por lo que no tienen posibilidades para acceder a una suscripción de este tipo. Incluso el nivel C enfrenta dificultades para esa erogación por contenidos, con lo que la población con esa barrera alcanza 86.8% de los hogares.

Nuevamente, nada consistente con el perfil “popular” de las Chivas.

Sólo a manera de comparación, deportes como el basketball de la NBA y el futbol americano de la NFL ofrecen paquetes más costosos, con la diferencia de que ofrecen los juegos de todos los equipos, no sólo de uno.

En la era de las multiplataformas, la televisión cuenta… y mucho

Jorge Vergara estimaba en entrevista proporcionada previo al lanzamiento de Chivas TV en 12 millones de personas el público en posibilidad económica y tecnológica para suscribirse al servicio de Chivas TV. Sin embargo, la realidad se impone.

Hace algunas semanas el Inegi publicó los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH), donde mostró una realidad: en México virtualmente todas las casas del país cuentan por lo menos con algún tipo de televisor, mientras que las casas con internet fijo residencial llegan aproximadamente a la mitad de los hogares, 47% para ser precisos.

La realidad es que la televisión es una parte importante de la dieta informativa de las personas. Sea televisión abierta o de paga, sigue siendo una importante vía para la distribución de contenidos. Además, anunciantes y patrocinadores se interesan crecientemente en las posibilidades de plataformas como internet, pero siguen manteniendo a la televisión en cualquiera de sus formatos, pero siguen pensando en la televisión como vía preferida para dar a conocer sus marcas.

Por lo pronto, los fans de las Chivas tendrán más vías para ver sus partidos favoritos. Felicidades.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image