IXP, el conmutador invisible

0

2018-05-22

Cuando usted envía un whatsapp desde la Ciudad de México hacia una persona en Mérida, es muy probable que el mensaje hará una parada previa en alguna ciudad de los Estados Unidos. ¿Cómo es esto posible? Muchas veces pensamos a internet como algo etéreo sin vínculos con el mundo real, pero nuestros datos dependen de una infraestructura hecha con cables, gabinetes de acero y construcciones del más sólido concreto.

En el caso de nuestro hipotético mensaje de Whatsapp, si el emisor y el receptor del mensaje son suscriptores del mismo operador de telecomunicaciones las cosas son sencillas pues el mensaje transita por algunos direccionadores de datos para llegar al destinatario. Pero ¿qué pasa si, como es altamente probable, el destinatario es suscriptor de otra empresa de telecomunicaciones? Aquí las cosas se complican.

Para que el mensaje (o un correo electrónico, una canción o el contenido de una página web) pase de la red de un operador a otro debe realizarse un intercambio en un sitio donde ambas redes tengan contacto físico.

Aquí entran a escena los llamados Internet Exchange Points, conocidos también como IXP o Puntos de Intercambio de Tráfico en español. Estos sitios son edificios hechos a prueba de sismos, huracanes y otros desastres, equipados con respaldos de electricidad y sofisticadas medidas de seguridad para evitar intrusiones a sus instalaciones.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

London Internet Exchange

Fuente: Wikipedia

En su interior las redes de los diferentes operadores de telecomunicaciones se conectan a través de páneles de conexiones similares a los viejos conmutadores telefónicos, sólo que conectando cables de fibra óptica.

Conmutador dentro del Ámsterdam Internet Exchange

Fuente: Wikipedia

Estas instalaciones son críticas para que el tráfico local de datos sea rápido y sin demoras evitando dar grandes rodeos bajo un paradigma llamado keep local traffic local, es decir, mantener el tráfico local en casa o que el whatsapp pase de la Ciudad de México a Mérida sin hacer escala en Estados Unidos. Esto es importante pues a medida que nos movemos hacia un mundo donde las comunicaciones ocurren en tiempo real, una menor distancia geográfica implica menos tiempo y menos retrasos. No pasa nada si un correo demora un segundo adicional por hacer una desviación hacia un IXP a miles de kilómetros de distancia, pero una videollamada es inaceptable con una demora de fracciones de segundo.

Si vemos el siguiente mapa creado por la empresa TeleGeography [ https://www.internetexchangemap.com ], encontramos que la gran mayoría de los IXP se concentran en Estados Unidos y Canadá. México solo cuenta con una instalación de esta naturaleza en la zona de Santa Fe, en la Ciudad de México inaugurado en abril de 2014.

Fuente: TeleGeography

Esto sucede en buena medida porque algunos operadores de telecomunicaciones prefieren interconectarse en las cercanías de los centros de datos ubicados en los Estados Unidos y que proveen buena parte de los servicios digitales que usamos en México como el correo electrónico y la distribución de contenidos audiovisuales. Pero no todo son ventajas y además de las dilaciones de tiempo en el recorrido de los mensajes, poner en manos de terceros países el tráfico nacional de datos podría acarrear problemas en caso de conflicto comercial o político.

Al considerar esta situación, la fracción VIII del artículo 138 en la Ley Federal de Telecomunicaciones ordenó al Agente Económico Preponderante en Telecomunicaciones (AEP-T) a utilizar puntos de intercambio de tráfico ubicados en territorio nacional. Es un misterio si el AEP-T ha cumplido con este mandato, pero por lo pronto empresas como Google ya se han conectado algunas de sus bases de datos al IXP mexicano para mejorar las velocidades de acceso a sus servicios.

En los próximos meses el punto de intercambio de tráfico en la Ciudad de México tendrá compañía.

El pasado mes de abril la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el gobierno de Yucatán firmaron el acuerdo para la construcción de un nuevo IXP en Yucatán, que permitirá que el tráfico local de datos en el sureste del país no tenga que viajar al centro del país o al extranjero para llegar a su destinatario. Con esto los usuarios de servicios de datos en el sur del país podrían ver una mejora en las velocidades de entrega y en la calidad de sus servicios… así como los gatitos y piolines compartidos por whatsapp.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image