TV abierta, reina de la(s) pantalla(s)

0

En los últimos años se ha popularizado el término cord cutter para definir aquellas personas que sólo consumen contenidos de video a través de internet, que han arrojado sus televisores al cuarto de los cachivaches, y quienes han cancelado subscripciones a los servicios de televisión de paga sólo para consumir servicios de video en línea.

Algunos críticos de los medios de comunicación señalan que el destino de la televisión abierta está sellado y sólo es cosa de tiempo para que internet acabe por dominar el consumo de contenidos audiovisuales, condenando a la televisión al olvido del público y a la quiebra de las empresas emisoras de dichos contenidos.

Pero las cosas no son tan sencillas y el panorama revelado por una encuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) realizada entre octubre y noviembre del año pasado en 8,750 hogares con el nombre de Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016, este ejercicio pone de manifiesto que, por mucho que se hable de la explosión de internet, la televisión sigue teniendo la mayor influencia en el consumo de video entre los mexicanos.

Conclusión 1: Todos tenemos televisión
Pese al accidentado proceso de transición hacia la televisión digital que implicó el reemplazo de la totalidad de los televisores analógicos del país, la gente mantuvo su preferencia por la televisión abierta adquiriendo nuevos televisores de forma masiva.

De acuerdo con los resultados de la encuesta 96% de los encuestados cuentan por lo menos con un aparato televisor. Esta cifra se mantiene relativamente estable sin importar el entorno de los encuestados: el 97% de los hogares urbanos tienen por lo menos un aparato televisor y el 93% de los rurales tienen una televisión. Esta cifra supera con mucho al segundo aparato más presente en los hogares mexicanos que es el teléfono celular donde dos terceras partes de las casas rurales y ocho de cada diez hogares urbanos tienen un celular.

Conclusión 2: La tele abierta es lo más visto… incluso en televisión de paga
Muy interesante resulta saber que los usuarios de televisión de paga (cable, fibra óptica o servicio satelital) son asiduos consumidores de televisión abierta. La encuesta señaló que entre los suscriptores a este tipo de servicios audiovisuales, los cuatro canales más vistos eran de televisión abierta. Las Estrellas, Azteca Trece, Canal 5 y Azteca Siete.

Más revelador resulta ser que los canales exclusivos de televisión de paga están muy detrás de los canales de televisión abierta en las preferencias del público. En el entorno urbano el canal de paga más visto (FOX) está 15 puntos detrás del canal abierto menos visto (Azteca Siete). En el caso de los hogares rurales esta diferencia es de 10 puntos entre el canal abierto menos visto (Canal 5) y el canal exclusivo más visto (Bandamax).

Conclusión 3: Una parte de la demanda por TV de paga tiene que ver con la TV abierta
Suena complicado, pero una poderosa razón que los suscriptores de televisión de paga tienen para hacerse de este servicio está en acceder la tv abierta. El 43% de los hogares rurales y el 20% de los hogares urbanos citaron como una de las principales razones para suscribirse a servicios de televisión de paga el tener nula o deficiente recepción de la señal de televisión abierta.

Esto significa que una buena parte de los hogares y de sus respectivos jefes defamilia están dispuestos a pagar una suma de dinero con el fin de tener acceso a los canales de televisión abierta.

Conclusión 4: Internet aún tiene una porción pequeña del consumo total de contenidos
Pese a la atención atraída por la llegada de servicios de video por internet, lo cierto es que aún son una porción menor del consumo de las personas. La encuesta indica que el 28% de los hogares urbanos y el 18% de los rurales consumen contenidos vía internet.

De los contenidos a los que acceden dichos hogares, los más frecuentes son los videos musicales, seguidos por películas y series. La plataforma más popular para acceder a este tipo de contenidos no es alguna de que más ruido atraen sino el servicio YouTube proporcionado por el gigante de la tecnología Google: nueve de cada diez hogares consumen contenidos por esta vía. La plataforma de paga más popular es Netflix, usada en 24% de los hogares urbanos y 13% de los hogares rurales.

Resumiendo: las plataformas de video en línea son una realidad en México, pero están muy lejos de tener el alcance de la televisión abierta.

Conclusión 5: Internet y televisión abierta se complementan
Uno de los descubrimientos más interesantes del estudio tiene que ver con el uso simultáneo de internet al momento de ver la televisión. En un 22% de los hogares urbanos y 14% de los rurales, se reporta el uso simultáneo de internet a la hora de ver televisión o escuchar radio.

Así como al final del día la televisión y el cine terminaron por complementarse, la televisión e internet se convertirán en medios complementarios. Los profetas del desastre para la televisión abierta no verán sus anhelos cumplidos en el corto y muy probablemente, en el mediano y largo plazo.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image