Dividir al preponderante, ¿qué gana el consumidor?

0

Desde el 9 de marzo, cuando el IFT informó sobre las medidas regulatorias que impondrá al Agente Económico Preponderante (AEP) de telecomunicaciones, analistas financieros, jurídicos y de competencia económica en el sector de telecomunicaciones se han dado a la tarea de comprender las implicaciones de dichas medidas regulatorias.

Una de las medidas más importantes consiste en la orden para separar las operaciones mayoristas de Telmex en una empresa nueva, separada de Telmex, pero que seguirá formando parte del AEP. Sin embargo, esta medida ha sido poco discutida porque la escala del negocio de las telecomunicaciones móviles supera los 110 millones de usuarios mientras que el mercado de telecomunicaciones fijas apenas supera los 18 millones de suscriptores.

Sin embargo, los servicios de telecomunicaciones fijas serán fundamentales para proveer servicios de muy alta demanda de datos como video de ultra alta definición, videojuegos en tiempo real, realidad virtual, teletrabajo y más debido a que la estabilidad de conexión y los anchos de banda provistos por las telecomunicaciones fijas serán superiores a las capacidades de las redes móviles por un buen rato más. Además, numerosos hogares se tornarán usuarios de este servicio en los años por venir. Datos del Inegi señalan que 47% de los hogares mexicanos tienen hoy servicios de internet fijo y en los Estados Unidos más del 68% de los hogares son usuarios de este servicio.

Si se llega a los niveles de penetración de nuestro vecino del norte, estimamos que en los próximos años hasta 10 millones de hogares nuevos contratarán servicios de telecomunicaciones fijas. Por tal motivo decidimos explicar algunas implicaciones que tendrá esta medida en los consumidores de servicios de cable, telefonía y banda ancha fija.

Separación de la empresa de telecomunicaciones fijas del AEP

Quien haya tenido que cambiarse de casa, uno de los mayores inconvenientes ha sido el contratar servicios de telecomunicaciones fijas (telefonía, cable e internet). En ocasiones sólo una empresa tiene red disponible en la zona o si alguien quiere cambiarse de proveedor, el operador anterior debe retirar su cableado y equipo receptor para que el nuevo operador pueda instalar el propio. En países desarrollados, un par de llamadas telefónicas y la entrega de equipos por el nuevo proveedor son suficientes. Nada de hacer hoyos nuevos o arrancar cables del otro operador, simplemente se aprovecha la infraestructura disponible.

Eso no se puede hacer en México en buena medida porque si la casa tiene infraestructura del preponderante, no permite que sea usada por otros competidores; algo nada trivial considerando que en buena parte de casas y edificios habitacionales con más de 20 años de antigüedad el cableado fue

instalado del preponderante, por lo que la gente acaba por quedarse con la empresa que ya tiene instalada la infraestructura en lugar de cambiar. Con la nueva regulación, otras empresas podrán acceder a la infraestructura de la empresa de telecomunicaciones del AEP, con lo que la era de los instaladores que quitan y ponen cables será cosa del pasado.

Nueva estructura de tarifas a operadores mayoristas y acceso a infraestructura

Para satisfacer las necesidades de sus clientes, muchas de las empresas de telecomunicaciones fijas, especialmente las locales y regionales quedan en la necesidad de acceder a cables de fibra óptica que lleven su tráfico hacia el exterior del país, donde residen los servidores de servicios en línea: desde películas hasta videojuegos.

La empresa de telecomunicaciones fijas del AEP posee la red de fibra óptica interurbana más extensa del país, y que rentan a precios exorbitantes, cuando desean hacerlo, pues no es raro que el preponderante simplemente se niegue a rentar capacidad a otras empresas, arguyendo dificultades técnicas. Esta medida, no sólo permite que pequeñas empresas de telecomunicaciones puedan conectarse a las redes de otros países, pero además podrán hacerlo a precios razonables. Para quienes viven en comunidades pequeñas esto significará que su empresa local de telecomunicaciones podrá ofrecer mayores velocidades de acceso a mejores precios.

Restricciones en la adquisición de contenido exclusivo

Esta restricción no es precisamente nueva y no es exclusiva de la empresa de telecomunicaciones fijas del AEP, pero el IFT impedirá que con la adquisición en exclusiva de contenido como las finales de la Primera División puedan forzar a los usuarios a suscribirse a su servicio. Con esta medida se asegura que los usuarios puedan elegir a su proveedor sin temor de perder acceso a contenido clave para su consumo de medios.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image