Banca móvil y seguridad digital: una combinación necesaria

0

2019-04-03

Los mexicanos somos fanáticos del dinero en efectivo. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 (ENIF 2018) realizada por el INEGI, el 87.5% de los adultos mayores de 18 años usan efectivo para liquidar compras por más de 500 pesos, seguido muy atrás por las tarjetas de débito que son usadas apenas por el 9.3% de los encuestados. Incluso el uso de tarjetas es muy escaso según el estudio World Cash Report 2018 publicado por la organización CashEssentials.

Asimismo, en México realizamos anualmente un promedio de 21 transacciones con tarjeta de débito o crédito por persona cuando en Canadá la cantidad de transacciones es de 274 y en Estados Unidos de 304. Esto sucede en buena medida porque según la ENIF 2018 el 65% de los adultos cobran su trabajo en efectivo, el 40% de poseen algún tipo de cuenta de ahorro o nómina y solo el 27% tiene una tarjeta de crédito.

Para cambiar esta situación las instituciones y autoridades financieras del país se han propuesto incrementar el uso de servicios bancarios vía dispositivos móviles usando tecnologías como códigos QR que iniciarán pruebas en diversas ciudades de México bajo el nombre de Código Digital (CoDi). Incluso algunos bancos han suscrito acuerdos con empresas de telecomunicaciones móviles para que el uso de aplicaciones bancarias no implique cobro por el uso de datos a los usuarios. Así, es previsible que la cantidad de usuarios de banca móvil supere rápidamente las 14.2 millones de cuentas que existían en el país hacia 2017.

El uso de apps móviles hará que los usuarios puedan disponer más rápidamente de sus recursos para realizar operaciones como trasferencias bancarias o el pago de todo tipo de productos y servicios. Sin embargo, esto hará que el teléfono celular se convierta en un aparato todavía más valioso en tanto no solo contiene información personal, sino también de orden financiera. Por ello es bueno tener en cuenta algunas recomendaciones para un uso seguro de la banca móvil y minimizar los riesgos en el uso de esta vía para realizar operaciones bancarias.

La seguridad física es indispensable

Un teléfono celular vinculado a una cuenta de banco es como una cartera con dinero. Por ello hay que ser cuidadosos del sitio donde se realizan operaciones bancarias móviles. Estar en un sitio público, en un vehículo de transporte colectivo o en un lugar solitario con poca luz quizá no sea el mejor lugar para realizar un pago o una transferencia bancaria desde el celular.

Descarga las aplicaciones oficiales

En las tiendas de aplicaciones móviles a veces aparecen apps con nombres y logotipos parecidos a las de instituciones financieras. Las empresas de servicios financieros hacen grandes esfuerzos que las empresas responsables de los sistemas operativos móviles retiren estas apps imitadoras en tanto pueden propiciar el robo de información. Invariablemente las aplicaciones móviles legítimas están firmadas con el nombre oficial del banco y no de empresas con nombres desconocidos.

Habilita las opciones de seguridad del teléfono

 Virtualmente cualquier teléfono moderno cuenta con algún sistema de identificación biométrica, sea por medio de la detección de la huella dactilar o reconocimiento facial. Algunas apps bancarias permiten el uso de estos mecanismos para permitir el acceso a la cuenta bancaria personal, por lo que, si la contraseña de acceso a la cuenta es complicada de aprender, se pueden usar estos mecanismos para facilitar la realización de transacciones financieras.

Cuidado con los mensajes SMS

En los últimos años se ha popularizado el uso de mensajes cortos SMS con ligas que en ocasiones sirven para descargar piezas maliciosas de programación (malware) que graban la información personal y la envían a terceros para facilitar delitos como el robo de identidad. Por ello se recomienda no dar clic a aquellas ligas enviadas por esta vía y así evitar problemas.

Guarda las contraseñas en llaveros digitales

Una de las fallas de seguridad digital más frecuentes es el uso de contraseñas débiles que se reúsan una y otra vez para acceder a varias cuentas de servicios digitales. Para que esto no suceda, desde las tiendas de aplicaciones de los sistemas operativos Android e iOS se pueden descargar llaveros digitales (password managers en inglés) donde se pueden guardar contraseñas de manera segura, lejos de las manos de delincuentes.

Prepara el celular para un escenario de robo 

Desafortunadamente, siempre existe la posibilidad de que nuestro celular pueda ser robado y su contenido accesando para fines delictivos. Las empresas Apple y Google han creado para sus respectivos sistemas operativos métodos que permiten borrar vía remota la información que contienen los dispositivos digitales que han sido robados. Dichas opciones involucran la activación de algunos mecanismos de seguridad en el teléfono y el acceso desde una computadora conectada a internet para iniciar el proceso de borrado remoto.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image