Tecnologías divergentes, un riesgo para la seguridad regional México – Estados Unidos

0

  • Resultará crítica la independencia y capacidad de los integrantes del nuevo órgano regulador para adoptar las tecnologías adecuadas en el país.

La seguridad regional podría estar en riesgo en los más de 3,000 kilómetros de frontera con Estados Unidos por haber adoptado tecnologías diferentes para la banda ancha, sostiene Gerardo Soria, presidente del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

El presidente del IDET indicó que el uso de tecnologías divergentes puede ocasionar interferencias perjudiciales a lo largo de toda nuestra frontera común. “Cuando Tijuana y San Diego empiecen a tener problemas, seguramente Mony de Swaan, responsable de la medida, ya estará fuera del gobierno, pero que no diga que nadie advirtió el riesgo”, agregó.

Explicó que Estados Unidos y Canadá, los dos socios más importantes de México, utilizan el estándar USA700, que destina 34 de los 108 MHz disponible en la banda de los 700MHz, a instituciones de seguridad nacional y sólo 74 para uso comercial.

México, en cambio, escogió el estándar asiático APT700, que privilegia la explotación comercial sobre las frecuencias para la seguridad nacional. “Por eso, el nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones tiene que revisar seriamente la decisión que tomó Mony de Swaan”, subrayó Gerardo Soria.

Más aún, agregó, cuando han salido a la luz pública las recientes reuniones del propio De Swaan con vendedores de la empresa china Huawei, que es el mayor proveedor de equipos para la banda de los 700 MHz bajo el estándar asiático.

Para Gerardo Soria, ante retos de esa magnitud se requieren en el nuevo IFETEL personas de capacidad probada, como Carlos Casasús, fundador de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) y actual presidente de su Consejo Consultivo. “Es la persona más íntegra, independiente y capaz; su designación sería aplaudida por tirios y troyanos”.

 El Comité de Evaluación –integrado por el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens; el director general del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Eduardo Sojo, y la directora del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Sylvia Schmelkes- es un magnífico filtro para evitar que se cuelen personas sin experiencia en el sector gracias a compadrazgos o favoritismos políticos.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image