La reforma en telecomunicaciones que México necesita es aquella que beneficie al consumidor

0

México, D.F. a 24 de febrero de 2013

De cara a las discusiones en torno a la reforma en materia de telecomunicaciones, el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) manifiesta su preocupación profunda sobre ciertos temas que, a raíz de las declaraciones de algunos integrantes del Pacto por México, se han hecho del conocimiento público.

En primer lugar está el aspecto institucional. Se ha informado que existe la intención de crear un “instituto ciudadano” que reemplazaría a la actual Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) y al que se le otorgaría autonomía constitucional. Para el IDET, esta propuesta, lejos de mejorar la eficacia en materia de regulación, la puede empeorar.

Crear un organismo autónomo para regular el sector es inconstitucional pues el Artículo 27 constitucional establece que la facultad de otorgar y revocar concesiones es del Poder Ejecutivo. De hecho, no hay referencia internacional de un caso exitoso basado en la presencia de un “instituto ciudadano”. Si bien en la mayoría de los países desarrollados los órganos reguladores tienen autonomía técnica, éstos se mantienen dentro del ámbito del Ejecutivo con obligaciones de reportes e informes a los Secretarios o Ministros correspondientes.

No es conveniente para la economía nacional, y particularmente para el sano desarrollo de las telecomunicaciones, la propuesta expresada por el PAN y PRD para desagregar de la administración pública la regulación de las telecomunicaciones y de la competencia económica.

Lo que se requiere es fortalecer a la existente COFETEL para que tenga la capacidad de regular y sancionar a los participantes del sector, mejorar las condiciones de competencia y que esto resulte en servicios de telecomunicaciones de mejor calidad y a un mejor precio para los consumidores, tal como lo planteó originalmente el Pacto por México.

El IDET da la bienvenida a las iniciativas que promuevan medidas para beneficiar al consumidor y fortalecer a los órganos reguladores.

La experiencia internacional demuestra que este tipo de medidas derivan en una industria más competida, lo cual obliga a los operadores a mejorar continuamente la calidad y el precio de sus servicios en beneficio del consumidor.

El IDET confía en que la reforma en telecomunicaciones que más necesita nuestro país es aquella que priorice el bienestar de sus consumidores, involucre a las empresas del sector para lograrlo y esté basada en las mejores prácticas internacionales.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image